Foto: durante la inaguración la Muestra de Cine. SobrarbeDigital.

Nunca había habido tantos políticos en Ascaso como en esta edición de la Muestra de Cine más pequeña del mundo, el nuevo director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Ignacio Escuaín, el presidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo y el alcalde de Boltaña, José María Giménez.

Todos coincidían en señalar, que el festival de cine de Ascaso está consolidado como una muestra importante del calendario aragonés y que la Asociación de Vecinos del lugar sigue reivindicando las necesidades de esta pequeña aldea sin luz ni saneamiento.

Tras sus respectivos discursos el codirector Miguel Cordero les mostraba la exposición de fotografías de Sebastiao Salgado, originalmente colgadas de las fachadas de las casas de la calle Única de Ascaso con macetas y flores.

Mientras se escuchaban las explicaciones de Cordero sobre el significado de las bellas fotografías en blanco y negro, la calle Única se iba transformando en una rambla por donde caminaban directores de cine como el alicantino David Valero, músicos como el holandés Willem Waterschoot (compositor de la banda sonora de la publicidad de Ascaso) o vecinos del lugar que adornaban las casas arruinadas en las que cuelgan las fotos.

Adicionalmente, los voluntarios más de treinta, se encargaban de arreglar la era y la borda, el punto neurálgico de la Muestra de Cine más pequeña del mundo.

Por la noche, los dos codirectores, Miguel Cordero y Néstor Prades, presentaban algo emocionados el festival. Cordero, que también es presidente de la Asociación de Vecinos y Amigos, insistía en que “no hubiera sido posible llegar hasta aquí sin el apoyo enorme de gente de toda España y del extranjero que cada año nos suben a ayudar. Y sin el apoyo de casas comerciales como Enate, Millán Iluminación y Sonido, Cervezas Damm o el hotel La Demba. ” Aprovechó para tener un recuerdo especial hacia la que, hasta este verano era directora del Instituto Francés de Zaragoza, Joëlle Féral, por su enorme colaboración con este festival, deseándole los mejores éxitos en su nueva responsabilidad en Túnez.

Por su parte, Prades presentó la película de la noche, “La Sal de la Tierra”, de Wim Wenders y Juliano Ribeiro sobre la vida del fotógrafo Sebastiao Salgado, recordando que, a pesar de haber sido premio del jurado en Cannes, del público de San Sebastián y candidata al Óscar al mejor documental, su exhibición en España había durado poco más de una semana y sólo en las grandes ciudades. Tal vez por eso, el público abarrotaba, una vez más, las 160 sillas de la era. Y aún con la película empezada, aún se veían subir coches por la pista sin asfaltar que conduce a Ascaso.

En la Muestra de Cine de Ascaso, se proyectarán siete largometrajes y once cortos entre martes 25 y el sábado 29 de agosto. Toda la información sobre la programación se puede encontrar en la web del festival www.cineascaso.org

AUDIO: Ignacio Escuaín, director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón.