Foto: inundaciones en Benasque

El Ministerio de Hacienda publica la Orden HAP/596/2014, de 11 de abril, por la que se reducen, para el período impositivo 2013, los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales.

Recoge destacadas minoraciones de la tributación de importantes producciones agrarias, tanto a escala nacional como en determinados ámbitos territoriales, y es el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón.

PRINCIPALES REDUCCIONES DE MÓDULOS EN ARAGÓN

Se establece una reducción de módulos en bovino de leche (de 0,32 a 0,26); y en flores y plantas de vivero (de 0,32 a 0,16). Son asimismo destacables las minoraciones establecidas en gran parte del territorio aragonés en los índices de las siguientes producciones:

-Cereales: Se han reducido en 87 municipios.

– Frutos secos (Almendra): Se han reducido en 610 municipios.

– Uva para vino: Se han reducido en 60 municipios.

– Productos del olivo: Se han reducido en 27 municipios.

-Frutos no cítricos (frutales): Se han reducido 48 municipios.

REDUCCIÓN DEL RENDIMIENTO NETO

Hay que destacar que en la Orden HAP/2549/2012, de 28 de noviembre, se establece en su disposición adicional primera una reducción de un 5 por ciento del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2013.

Se trata de una medida extraordinaria de carácter horizontal que afecta a la totalidad de los agricultores y ganaderos que tributen en estimación objetiva, cuyo efecto es, por tanto, mayor que cualquier reducción de módulos específicos.

En términos económicos se estima que puede suponer, a nivel nacional, una reducción anual de alrededor de 150 millones de euros en el rendimiento neto reducido.

AFECCIONES EN LA AGRICULTURA Y GANADERÍA ARAGONESA

Las condiciones atmosféricas del año 2013 eran totalmente distintas a la campaña anterior. Destacan los daños originados por granizo y viento, que afectaban a cereales, frutales, vid, olivo, hortícolas,… Se extendían por todo Aragón (comarcas de Calatayud, Borja, La Almunia, Bajo Cinca, La Litera, Cuenca del Jiloca, Cinco Villas,…).

En cuanto a cultivos leñosos, hay que resaltar la importante disminución de cosecha del almendro, con pérdidas en todas las comarcas de la provincia de Huesca, así como en las comarcas de la Cuenca del Jiloca, Serranía de Montalbán, Bajo Aragón, Borja, Calatayud, La Almunia y Daroca.

La causa, se achaca a las heladas de febrero y marzo, que afectaron a la variedad largueta y al grupo de las comunes tempranas. Durante la primavera, las lluvias también provocaron el lavado de las flores, reduciendo la cantidad de fruto formado. Por otro lado, la sequía sufrida por los árboles en las campañas anteriores afectaron negativamente a su estado general y a la producción de 2013.

También hay que indicar los daños provocados por las riadas, en particular en el Ebro (que en varias ocasiones mantuvo inundadas amplias zonas de cultivo).