LLamativo descenso de nabatas por el río Cinca, partiendo de Laspuña hasta llegar a la villa de Aínsa.

A la villa, han llegado dos nabatas, por dificultades, la tercera nabata, se ha quedado en Labuerda.

Este año, la Asociación de Nabateros del Sobrarbe, ha celebrado su XXX aniversario del descenso de nabatas por el río Cinca.

Un año más, esta arraiga y recuperada tradición en el Sobrarbe, ha congregado a decenas de personas, en su mayoría, procedentes de otras localidades del Alto Aragón, también de Zaragoza y Barcelona.