Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

Según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en el Pirineo aragonés para los próximos días:

Lunes día 5
Estado del cielo: Intervalos nubosos, aumentando a muy nuboso o cubierto. Periodos de visibilidad reducida.
Precipitaciones:
Comenzando por la mañana, a partir del mediodía serán generalizadas y es muy probable que localmente alcancen intensidad fuerte, afectando también al área prepirenaica y las sierras exteriores. Cota de nieve bajando de 2.000 a 1.300 metros. En cotas altas es previsible que se acumulen espesores importantes de nieve, aumentando el peligro de aludes.
Tormentas: No se descartan.
Temperaturas: Mínimas con pocos cambios, y máximas en ligero o moderado descenso. Heladas débiles, localmente moderadas en cotas altas.
Viento: Moderado de componente sur, con intervalos de intensidad fuerte al nivel de las cimas, donde habrá rachas muy fuertes. Al final del día tenderá a girar a componente oeste, perdiendo intensidad.

Martes día 6
Estado del cielo: Muy nuboso o cubierto, pudiéndose abrir algunos claros por la tarde. Visibilidad reducida por nieblas o nubosidad de ladera, principalmente a primeras horas.
Precipitaciones: Generalizadas y persistentes que localmente pueden ser fuertes, remitiendo en la segunda mitad del día. Cota de nieve de 1400 ascendiendo a 1800 metros al final del día.
Tormentas: No se descartan aisladas a primeras horas.
Temperaturas: En descenso, más acusado en las máximas. Heladas débiles, más intensas en cotas altas.
Viento: Del sur tendiendo a suroeste, más intenso en cumbres.

Miércoles día 7
Estado del cielo: Nuboso o cubierto, con tendencia a abrirse claros al final.
Precipitaciones: Débiles o localmente moderadas, remitiendo a últimas horas del día. Cota de variando entre 1.800 y 2.200 metros.
Tormentas: No se esperan.
Temperaturas: Mínimas con pocos cambios, y máximas en ligero ascenso. Heladas débiles, localmente moderadas.
Viento: Flojo o moderado de componentes oeste y sur, más intenso en cotas altas, con rachas fuertes al nivel de las cumbres, tendiendo a aflojar al final.