Foto: SobrarbeDigital.

Artículo de Joaquín Lanau. Responsable Comarcal de UAGA-Sobrarbe.

El día 10 de este mes el vecino de Aínsa, L. L. V., falleció en un accidente de tráfico en la N-260, a la altura del núcleo rural de Gerbe, en la Comarca del Sobrarbe.

En los años 50 y 60 se empezaron a juntar los agricultores para la compra de maquinaria en común: eran los grupos sindicales, hermandades sindicales etc. Casi nadie tenía recursos para poder comprar un tractor y sus aperos. Fue una de las primeras formas de asociacionismo

Desde el final de la guerra, a este hombre al que le llamábamos Luis de La Pardina, se le ocurrió hacer una nave con paredes de hormigón, de las que ahora hay muchas, como los silos que se hicieron en la tierra baja en la época de Franco y que ahora los está vendiendo el Gobierno. Aquí no había dónde almacenar y cada uno se guardaba el grano en casa. El hizo la nave y se la alquilo al SENPA. Nos fue muy bien.

En los años 70, él junto con Antonio Fumanal, “Lalveitia”, y otros, se recorrieron casi todos los pueblos del Sobrarbe animando a la gente a juntarse para bajar el precio de las vacunas de los lechones. Así mismo proponían hacer una panadería para bajar el precio del pan, ya que sostenían que por un kg de trigo siempre habían dado un kg de pan. Se alquilo una panadería y se hizo una asociación con cuatrocientas y pico socios, o sea familias. Se consiguió bajar el pan y bajar el coste de las vacunas.

A principios de los ochenta, ya se comercializaban más insumos: abonos, cuerda de empacar, semillas, etc. Los comerciantes se empezaron a quejar por la ilegalidad de vender bajo el paraguas de una asociación; hay que reconocer que los precios en Aínsa estaban muy altos por la apertura del túnel de Francia, y por el mayor nivel adquisitivo de los franceses con el franco, los precios estaban imposibles para los agricultores

En 1982 hubo renovación de junta directiva y entramos Mario Cosculluela como presidente y unos cuantos más representantes de varias zonas del Sobrabe. Se constituyó la Cooperativa del Sobrabe, hoy SCLAS, que tiene más de veinte trabajadores y un movimiento de más de 16 millones de euros.

Luis siempre proponiendo cosas: hace poco nos propuso terminar las concentraciones parcelarias y acometer un vallado de fincas para protegernos de la fauna y así poder poner arbolado, siembras, goteos, etc ya que en Sobrarbe solo hay 11.000 Ha de tierra arable frente a 200.000 Ha de monte.

En fin, nos ha dejado por sorpresa una buena persona, de una forma cruel como son los accidentes de tráfico, una persona luchadora y generosa que puso “la primera piedra” de nuestra Cooperativa. Gracias y descansa en paz, que lo tienes merecido.