Foto: SobrarbeDigital.

Hace unos días se instaló una nueva valla de protección en el campo de fútbol municipal de El Cinca. Un coste asumido por el Ayuntamiento de Aínsa y que evitará futuros peligros y, posiblemente también la salida de balones fuera del campo.

Breve historia del campo:

Las obras comenzaron en el año 1978, y en 1980 se comenzaron a utilizar las instalaciones y a disputar partidos que por aquel entonces se jugaba en la llamada liga Sobrarbe-Ribagorza.

Uno de los impulsores de la construcción del campo de El Cinca, llamado así por estar junto al río, fue Ismael Viscasillas, el primer presidente del club ainsetano que estuvo durante dieciséis años. Un cargo que posteriormente ocupó (un año y medio) Carlos Buetas, tomando después las riendas del CAS Aínsa, Ángel Betato hasta la actualidad, esta temporada la sección de fútbol se ha independizado del Club Atlético Sobrarbe (CAS) pasándose a llamarse Aínsa Club Deportivo.

Una fecha importante por la magnitud de lo ocurrido en esta Comarca fue la de la gran riada en 1982 que destrozó, en este caso, las instalaciones que rodean el campo y derribó las paredes de la cara norte, oeste y sur.

Y como anécdota cabe destacar que anteriormente a la construcción del municipal de El Cinca los partidos se jugaban en las instalaciones del instituto de Aínsa, es decir, en el IES Sobrarbe.

Un campo muy utilizado en estos momentos por diferentes clubes: el Aínsa CD, la Escuela Deportiva Sobrarbe y la Escuela de Rugby Aínsa.