Foto: SobrarbeDigital.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, y los representantes de los libreros han acordado abrir un proceso de diálogo y comunicación fluida para facilitar que las familias y los centros cuenten sin problemas con los libros de texto para el próximo curso. Las partes analizarán en futuras reuniones las dudas que surjan en la comunidad educativa tras las medidas adoptadas sobre la Lomce y la Consejería estudiará caso por caso las consultas de aquellos centros que necesiten aclaraciones.

La consejera, acompañada del secretario general técnico del Departamento de Educación, Felipe Faci, ha insistido en que los centros tienen autonomía para decidir si cambian los libros de texto o mantienen los del pasado curso y recurren a los conocidos como bancos de libros. Pérez ha hecho un llamamiento a la calma y ha recalcado que todos los materiales –tanto si son nuevos como si se repite- son perfectamente válidos.

A la reunión, han asistido representantes de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, de las editoriales Anaya, SM y Santillana y de los libreros de las tres provincias.
 

Creación de mesas de estudiantes y padres

Poco antes, la consejera se ha entrevistado con la Asociación de Estudiantes de Aragón dentro de la ronda de contactos que mantiene con los miembros de la comunidad educativa. Tras conocer sus demandas, Mayte Pérez les ha anunciado que, por primera vez, se creará una mesa de estudiantes que se reunirá periódicamente y dará voz al colectivo. Del mismo modo, se creará otra mesa con las familias.