Ya ha caído la primera gran nevada en el Pirineo aragonés. Las previsiones meteorológicas se están cumpliendo este puente.

La comarca de Sobrarbe ha amanecido con mucho frío y nieve, pero también con un sol  radiante que ha permitido disfrutar de su espectacular paisaje durante la mañana de este sábado.

Sin embargo por la tarde los cielos se han cubierto de nubes.