Imagen de archivo. Foto: SobrarbeDigital.

El Gobierno de Aragón vuelve a recomendar la máxima prudencia antes y durante las excursiones a la montaña para evitar cualquier tipo de accidente o circunstancia que pueda alterar el desarrollo de esta actividad.

Estos son algunos de los consejos que los aficionados a la montaña es muy conveniente que tengan en cuenta de forma inexcusable:

• Infórmese sobre el estado del tiempo.

• Escoja bien sus excursiones y elija la zona adecuada. No sobrevalore sus fuerzas y nunca salga solo sino con compañeros experimentados en esta actividad.

• Utilice mapas y libros y, si es necesario, a los guías profesionales de montaña, buenos conocedores del terreno.

• Avise a dónde va y cuándo piensa regresar a su familia, amigos, Guardia Civil o en el Ayuntamiento de la última localidad.

• Consulte las previsiones meteorológicas y de aludes. Especial atención a las tormentas en los barrancos.

• Piense que los cambios bruscos de tiempo son frecuentes en la montaña y lo fácil se vuelve difícil y peligroso. Aprenda a desistir y dar marcha atrás ante cualquier indicio de climatología adversa.

• Lleve siempre equipo suficiente y adecuado: saco de dormir, anorak y plumífero son elementos casi imprescindibles. Es conveniente incluir silbato, linterna y teléfono móvil.

• El conocimiento de la montaña y su técnica sólo se adquieren con una larga y prudente práctica. No tenga prisa ni llegue nunca a la extenuación.

• Lleve siempre comida ligera y aliméntese a menudo efectuando cortos descansos en lugares abrigados.

En zonas fáciles también hay peligro: no olvide su seguridad. Cuando alcance la cima, recuerde que la excursión acaba en el valle; guarde fuerzas para el regreso.

• Cuide la montaña y respete todas las indicaciones que tengan que ver con el cuidado del medio ambiente y la limpieza en este ámbito.

Ante un accidente de montaña. Las indicaciones del Manual de Autoprotección aconsejan:
• No perder la calma y organizarse con frialdad. Establecer un orden de prioridades. Recoger cuanta información sea posible (localización del accidentado, su estado general, respiración, heridas visibles, consciencia…) y avisar al 112.

• Prevenir todo lo que pueda agravar el accidente balizando, rescatando, protegiendo al accidentado y protegiéndose a sí mismo.