Imagen de los premiados.

Familiares y amigos de los galardonados, junto a las autoridades municipales y miembros del jurado, arroparon a los cuatro empresarios locales que en esta edición han sido distinguidos con los Germana de Foix, un reconocimiento que trata de poner en valor el trabajo realizado por las empresas locales para la promoción y desarrollo de la ciudad. Representantes de Fontanería Manuel Rodríguez, Bodega Pirineos, Big Metal Inox y Francisco Javier Caracciolo recogieron, de manos del Alcalde, una copia del Privilegio concedido en 1512 para la celebración de la Feria de la Candelera.

Durante el acto, que contó con una conferencia sobre la relevancia de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida y, muy especialmente en el mundo laboral, a cargo del emprendedor de Aínsa, Ricardo Buil, fundador del portal Centraldereservas.com, los cuatro galardonados agradecieron al Ayuntamiento de Barbastro la convocatoria de este premio, que dedicaron a sus familiares, clientes y trabajadores.

Por su parte, el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, felicitó a los homenajeados no sólo por el galardón, sino por su dedicación en el día a día y por su trabajo en el desarrollo de la ciudad, al que todos ellos contribuyen desde sus respectivos sectores.

Creados por el Área de Desarrollo en el año 2012 coincidiendo con el 500 aniversario de la concesión a la ciudad, por parte de la Reina Germana de Foix, del privilegio para organizar la Feria de la Candelera, estos galardones pretenden poner en valor el trabajo realizado por empresas locales que hayan contribuido a la promoción y el desarrollo de la ciudad.

Galardonados

Francisco Javier Caracciolo, Galardón Germana de Foix en categoría Emprendedores, se ha consolidado llegando a sus primeros tres años de vida, en un sector complicado como puede ser una actividad de índole cultural, apostando por una academia de música con una inversión considerable por toda la adecuación e infraestructura que se debe cumplir para la puesta en marcha de un negocio de este tipo y además promovido por un joven emprendedor menor de 30 años.

En la categoría Comercio/Turismo destaca este año la labor de Fontanería Manuel Rodríguez, un comercio familiar con larguísima trayectoria y experiencia, ya que se trata de la más antigua de toda la provincia, remontándose a 1760 y traspasándose de padres a hijos, por lo que demuestra una consolidación indudable en la ciudad, a la que se suma un desarrollo e innovación permanente tanto en sistemas como procesos y materiales. Además cabe destacar la responsabilidad social de la empresa y la apuesta por el empleo con su creación y mantenimiento.

Estos galardones también reconocen el trabajo realizado por Big Metal Inox, en categoría Industria, una empresa consolidada que ha tenido muy buen posicionamiento en sus más de diez años de actividad. Destaca su versatilidad para saberse adaptar a las necesidades del mercado y la fuerte inversión realizada tanto en instalaciones como en maquinaria, además de en formación y desarrollo del personal, contando con 13 empleados en la actualidad. Todo ello le ha valido para alcanzar la proyección que tiene fuera del territorio y consolidar una trayectoria de crecimiento en el sector.

Por último, el premio en categoría Agroalimentario ha recaído en Bodega Pirineos una de las bodegas impulsoras de la Denominación de Origen Somontano, siendo protagonista indiscutible en el sector vitivinícola del Somontano, a través de la cooperativa comarcal de viticultores que fue la base y germen de la misma. Cuenta con un importante respaldo social, participando en la misma 200 viticultores con una parte relevante de su capital social, apoyando el proceso de generación de valor añadido que los viticultores realizan a partir de un producto agrario tradicional de la zona como es la uva, esencial para la economía del territorio y para el asentamiento de la población en el medio rural.

El premio, además de una copia del pergamino, incluye una campaña publicitaria para la empresa galardonada, consistente en una entrevista y la emisión de 50 cuñas radiofónicas, obsequio de Cope Barbastro.