Roque Vicente en Abizanda junto al alcalde y responsables de Zona Zero. Foto: DPH.

La comarca de Sobrarbe sigue posicionándose como uno de los destinos preferidos por los amantes de la BTT para la práctica de este deporte, además de ser una actividad respetuosa con el medio ambiente y sostenible.

Para seguir dinamizando este territorio y poner en valor los senderos del Sobrarbe, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha subvencionado con 12.000 euros la puesta en marcha de tres rutas de BTT en la Sierra de Arbe, en los términos municipales de Abizanda, Bárcabo y Naval.

El proyecto ha contado también con financiación de la Obra Social de La Caixa.

El objetivo es que estos nuevos recorridos se integren en una nueva Zona Zero, Sierra de Arbe, teniendo tratamiento de rutas oficiales. Para su creación, se han recuperado y señalizado antiguos caminos por los que antes pasaba la población de este territorio, concretamente el que iba de Abizanda a La Mata pasando por Escanilla (de 22 kilómetros), otro entre Peña Robles y La Trinidad (de 17 kilómetros) y, finalmente, una ruta ruta integral de 34 kilómetros por esta sierra, que separa a Sobrarbe del Somontano.

Roque Vicente, diputado del área de Desarrollo y Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Huesca señala que “este es solo un ejemplo de que el Alto Aragón tiene un gran potencial para la práctica deportiva en condiciones seguras” y añade que “iniciativas como esta, que nacen del esfuerzo y compromiso de las personas del territorio, ofrecen mayores garantías de éxito”. Además, explica, “estamos hablando de un proyecto muy ambicioso, de escaso coste y cero impacto en el territorio, que ayudará a complementar las economías familiares de la zona”.

En cuanto a la recuperación de esos antiguos senderos, Vicente cree que es “una magnífica forma de poner en valor el patrimonio olvidado, dando además acceso a lugares casi desconocidos y que gracias a la subvención de la institución provincial van a poder disfrutarse en familia, solo o con amigos”.