Imagen de uno de los rescates. Foto: Guardia Civil.

Sobre las 10’30 horas de este domingo, se ha recibido un aviso en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando de que en el barranco Miraval, termino municipal de Tella Sin, se encuentra un grupo de 5 ciudadanos franceses y uno de ellos ha sufrido un accidente y tiene una lesión en la pierna. Se dirigen al lugar personal de GREIM de Boltaña, helicóptero de la Unidad Aérea con base en Huesca y médico del 061, tras localizar al herido el helicóptero mediante un vuelo estacionario desciende a uno de los socorristas con un ciclo de grúa dada la estrechez del barranco en esa zona, una vez equipa al accidentado es evacuado del lugar mediante un ciclo de grúa a la helisuperfice de Boltaña donde le esperaba una ambulancia convencional que lo traslada al Hospital de Barbastro. Se trata de un varón de 32 años natural y vecino de Francia.
 
Alrededor de las 11’00 horas se recibe un nuevo aviso en la central 062 comunicando que cuatro montañeros se encontraban enriscados en el Pico Infiernos. Se dirigen al lugar EREIM de Panticosa, Unidad Aérea con base en Benasque y médico del 061, tras efectuar una búsqueda en la zona se localiza a los cuatro montañeros en una arista rocosa de la Cresta de ARNALES, término municipal de Panticosa, mediante dos maniobras de apoyos parciales en la zona se evacúa a los cuatro montañeros ilesos hasta el refugio de Bachimaña, desde donde continúan el descenso por sus propios medios. Las maniobras de rescate se han visto dificultadas por la estrechez de la cresta rocosa donde se habían quedado enriscados y el viento racheado que había en la zona. Los rescatados son 4 varones de 47, 46, 42 y 41 años y vecinos de Zaragoza.
 
Por otra parte se ha recibido un aviso a las 12’30 horas de que en las pasarelas de Alquezar había una persona que se había torcido un tobillo y no podía continuar, desplazándose al lugar helicóptero con base en Huesca, EREIM de Huesca y médico del 061, nada más finalizar este rescate han tenido que desplazarse hasta la Fuente de Tamara en el final del Barranco de la Peonera, donde una barranquista francesa de 45 años había sufrido una lesión en el tobillo que no le permitía continuar con el descenso del barranco, por lo que el personal anterior se ha desplazado hasta ese lugar por lo que no se han recibido datos definitivos de estos rescates.