Foto: grupo de moteros, este jueves. Sobrarbe Digital.

Ya va por segundo consecutivo que un grupo de guardia civiles de la Comandancia de Huesca organiza un recorrido por el Alto Aragón, con motivo de la celebración de la patrona la Virgen del Pilar, con el objetivo de disfrutar de la moto y enseñar el paisaje del Pirineo Aragonés.

Este jueves, se dieron cita 38 moteros, entre ellos una motera, un encuentro de conocidos y allegados procedentes de Zaragoza, Navarra y Madrid.

Un recorrido, aproximadamente, de 275 kilómetros, se trata de “una ruta montañera, especial y una de las más bonitas del Pirineo Aragonés”, comentó Pakiki, motero.

Los participantes salieron de Huesca, realizaron una parada para desayunar y otra para repostar en la villa de Aínsa, siguieron hasta el Cañón de Añisclo, comieron en Nerín, regresaron por Cotefablo y finalizaron en Huesca.

AUDIOS:

Pakiki, motero de Huesca.

También hablamos con uno de los organizadores.