Imagen de El Pueyo de Araguás a principios de junio. Foto: SobrarbeDigital.

Los alojamientos rurales de Aragón implantan un sello de calidad con el objetivo de transmitir al viajero el firme compromiso de estar adoptando las medidas de seguridad recomendadas por el ministerio de Sanidad para reducir y evitar posibles contagios.

Más de medio millar de propietarios de toda la Comunidad Autónoma de Aragón han participado en unas sesiones formativas. La gran mayoría de los responsables de los alojamientos rurales han decidido aplicar estas normas de calidad, han elaborado un plan de contingencia, realizado una autoevaluación y firmado un declaración responsable en el sentido de comprometerse a supervisar y actualizar su cumplimiento con rigor y responsabilidad.

 

La Federación Aragonesa de Alojamientos Rurales (FARATUR) y la Asociación Turismo Verde Huesca, con la colaboración de la Dirección General de Turismo del Gobierno de Aragón, han realizado las cuatro sesiones formativas con la finalidad de difundir la normativa y facilitar su implantación y otorgar los distintivos.

La normativa está basada en las directrices y recomendaciones elaboradas por el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española), y respaldadas por los ministerios de Sanidad y Turismo. Cuenta con la participación de grupos sindicales, comunidades autónomas, y asociaciones profesionales del sector, (ACTR, ASETUR, AUTURAL).

Imagen de archivo de Latorrecilla. Foto: SobrarbeDigital.

El objetivo de la implantación de estas normas es que los alojamientos rurales ofrezcan entornos seguros, con unas prácticas responsables, donde sea más improbable la propagación de ningún contagio.

Los alojamientos que ostenten el sello de “Alojamiento responsable y seguro” se promocionarán a través de la web www.ruralvisit.com y en los portales de las asociaciones promotoras de la iniciativa, ecoturismoaragón.com y turismoverde.es

“Este sello es un compromiso con los clientes, los vecinos de nuestros pueblos y con el conjunto del sector turístico. Somos optimistas y queremos que todo salga bien, pero asumimos que se trata de una situación novedosa y cambiante, que requiere mucha atención y cuidados por parte de todos”, explica Francisco Parra, presidente de Turismo Verde Huesca.

Imagen de archivo del valle de Chistau. Foto: SobrarbeDigital.

Jesús Marco, presidente de FARATUR afirma que «algunos alojamientos han optado por retrasar su apertura unos meses pero la mayoría ha decidido apostar por aplicar ahora las recomendaciones de seguridad y trabajar pensando en que vendrán tiempos mejores si todos cumplimos nuestros compromisos. El viajero busca tranquilidad y sentirse seguro y todo esto lo encuentra en nuestras casas rurales, pero tenemos que ir todos a una para asegurarnos de que todo sale bien”.

La iniciativa de implantar este compromiso de calidad para los alojamientos rurales se lleva a cabo también en otras comunidades autónomas con la participación de las principales asociaciones del sector, como Turismo Rural de Cantabria, NEKATUR -del País Vasco, y ASCARIOJA.

Se espera que a lo largo de los próximos días se sumen a la iniciativa nuevas asociaciones.