Imagen de uno de los túneles. Fotos: SobrabeDigital.

A finales del mes de agosto instalarán dos semáforos para la regulación del tráfico de vehículos de mayor altura por el interior de los túneles La Inclusa -popularmente conocidos como los túneles de Plan-. Los trabajos para la instalación de los mismos durarán un mes y medio, si bien se está pendiente de trámites con Endesa para comenzar. El tiempo de espera ante el paso de uno de estos vehículos rondará los 6-7 minutos.

Esta señal supondrá una mayor seguridad, “no nos encontraremos de frente camiones o autobuses, además les quitará responsabilidad a sus conductores”, así lo ha manifestado, Miguel Lacambra, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Plan.

Miguel Lacambra también ha explicado que se trata de semáforos detectores de altura, es decir, se podrán en rojo cuando detecten camiones que midan más de 3,30 metros de altura. Una solución que no gustará a los habitantes del valle y creará “muchas protestas”, ha avanzado, Lacambra.

AUDIO: de todo ello nos habla Miguel Lacambra.

Recientemente el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, mantuvo un encuentro con los alcaldes de Plan, San Juan de Plan, Tella-Sin, Gistaín y el presidente de la Comarca de Sobrarbe para tratar las alternativas para la mejora de la carretera A-2609.

José Luis Soro, junto al director general de Movilidad e Infraestructuras, José Gascón, presentaron las conclusiones de los primeros estudios técnicos realizados por el Gobierno de Aragón. Entre las cinco opciones analizadas, la más viable es la que plantea las mejoras sobre el trazado existente, que amplía la anchura, altura y arcenes de los túneles y que plantea la ampliación de la vía a través de voladizos.

Desde un punto de vista económico se necesitaría una inversión de unos 15 millones de euros. La valoración técnica de las alternativas planteadas la opción más viable, desde el punto de vista económico y medioambiental, es la que mejora el trazado y los túneles actuales. José Luis Soro, explicó que “es un proyecto a largo plazo pero tenemos que empezar a trabajar ya para que pueda ser una realidad”.

Mientras se inicia el proceso para la mejora del trazado se va a poner en marcha una solución provisional con la que se resolverán los problemas de cruce de camiones en los túneles. Soro avanzó que se van a instalar semáforos para la regulación del tráfico de vehículos de mayor altura por el interior de los túneles. Los trabajos para la instalación de los mismos durarán un mes y medio si bien se está pendiente de trámites con Endesa.

El estudio para la instalación de semáforos incluía tres opciones. La primera era una regulación temporizada e independiente del trafico, la segunda una regulación que se activara ante el paso de cualquier vehículo y una tercera que activara los semáforos tan solo ante el paso de vehículos con una determinada altura.

Se optó por la tercera opción. El tiempo de espera ante el paso de uno de estos vehículos será de unos 7 minutos.  El consejero Soro aseguró que “no es la solución definitiva pero nos servirá para solucionar este problema enquistado mientras se redacta y ejecuta el proyecto definitivo”.