Foto: plaza Mayor de Aínsa. SobrarbeDigital.

El Festival Castillo de Aínsa, ha comenzado con una sesión de cortometrajes en la Sala Diputación Eco Museo, en la que se han proyectado varios cortometrajes alemanes sobre la problemática medioambiental cedidos por el Goethe Institut de Madrid.

En la plaza Santo Domingo, de nuevo, se ha podido disfrutar con bailes y músicas tradicionales con el  grupo de música folk aragonés Zicután. Después en la plaza Mayor de Aínsa donde dos instrumentistas virtuosos que conjugan modernidad y tradición, han realizado un concierto en el que han se ha podido escuchar diferentes ritmos de bailes desde el fox-trot al vals o las habaneras entre otros, un concierto que ha echo volar al público desde Italia a Japón o de Argentina a Portugal. Sus protagonistas, han sido Jorge Arribas y Diego Galaz que juntos forman el grupo Fetén Fetén.

Por la noche, se ha subido al escenario del Castillo uno de los platos fuertes del festival, un brujo de la interpretación, Rafael Álvarez, que metido de lleno en su exitosa gira por toda España hace parada en Aínsa con una de sus obras predilectas, el Lazarillo. Una magnífica obra que ha maravillado a las personas que la han visto.

La jornada finaliza en el Patio del Museo con el grupo Slow Joe & The Ginger Accident.

Impulsado por el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, Los Titiriteros de Binéfar y la empresa Territorio Gestión Cultural, el Festival Castillo de Aínsa recibe el apoyo económico de la Diputación Provincial de Huesca.