Imagen del cartel.

En una nota de prensa la Plataforma Ciudadana pro-Hospital de Jaca explica lo siguiente:

“La plataforma valora los hechos y no las palabras”

La Plataforma Ciudadana pro-Hospital de Jaca reunida el miércoles, día 16 de marzo acuerda hacer llegar el siguiente comunicado en referencia a los últimos hechos acontecidos y exponer sus valoraciones:

Los médicos de urgencias del Hospital de Jaca han recibido la orden de que todas las urgencias ginecológicas y obstétricas sean enviadas directamente a San Jorge, sin ser atendidas. En comunicación de 18 de febrero se cita : “Se informa a los facultativos del Servicio de Urgencias que a partir del día 19 de febrero de 2016 no habrá guardias médicas de Ginecología y Obstetricia, por lo que toda asistencia que lo requiera deberá ser derivada al Hospital San Jorge”.

Así mismo también se conoce que por orden de la jefa del servicio de ginecología del Hospital San Jorge, las monitorizaciones de las mujeres embarazadas en la recta final de su embarazo, desde la semana 41 de gestación, deben ser realizadas en el Hospital San Jorge, mientras en el Hospital de Jaca se cuenta con el personal y los medios suficientes para realizar estas monitorizaciones. Se podrían evitar así viajes innecesarios con el consiguiente gasto económico que representa para los usuarios.

Lamentamos profundamente comprobar una vez más el triste deterioro de la situación asistencial que parece haberse instalado en nuestro hospital. Seguiremos defendiendo que se pongan en marcha medidas eficaces y de calidad frente a soluciones que representan solo parches accidentales. Ponerse a trabajar de manera conjunta con los representantes de los profesionales y usuarios en soluciones es necesario. La población merece, requiere y precisa una asistencia sanitaria territorial igualitaria.

A nivel comparativo, nuestro vecina región catalana, Alt Pirineu i Aran cuenta con 4 centros hospitalarios. Este número responde, entre otras, a la división natural de cuatro valles con dificultades de comunicación, marcada por la verticalidad frente a la transversalidad de los mismos.

La región sanitaria pirenaica comprende hasta seis comarcas y su población total es de aproximadamente 69.457 habitantes, lo que supone el 0,9% de los habitantes de Cataluña. Este despliegue permite una buena accesibilidad de los ciudadanos a los servicios. La atención hospitalaria, entendida como segundo nivel de acceso de los ciudadanos a la asistencia sanitaria, comprende junto a la asistencia socio-sanitaria, salud mental y farmacéutica, el conjunto de la atención especializada de la sanidad pública.

El Hospital de Jaca da cobertura sanitaria a una población de aproximadamente 34.736 habitantes (Jacetania, Alto Gállego y parte del Sobrarbe). A esto hay que sumarle la población flotante que sobre todo durante la época estival e invernal se triplica en casi todas sus poblaciones.

En el pasado año 2015, aún sin servicio de urgencias del servicio de Ginecología y Obstetricia en el Hospital de Jaca desde el 23 de octubre al 3 noviembre, se llevaron a cabo 155 asistencias de parto, durante 2014 fueron 122 aún sin servicio por falta de facultativo anestesista, y en 2013 se atendieron 157 partos.

Hospitales como Espitau Val d’Aran en Vielha e Mijaran dan cobertura a 10.090 personas y atendió 144 partos. En la Seu d’Urgell la Fundació Sant Hospital atendió 128 partos y tiene una cobertura de 20.878 habitantes. El Hospital Comarcal del Pallars que da cobertura a unas 22.008 habitantes atendió 131 partos y el Hospital de Puigcerdà que atiende a dos comarcas, la Cerdanya con 26500 habitantes, y la Baixa Cerdanya con 16862 habitantes, atendió 175 partos. En el año 2013 el cómputo entre los cuatro hospitales comarcales fue de 543 partos.