Primeros vacunados contra la Covid19 en la Residencia Romareda, en Zaragoza.

Con nervios, sí, pero sobre todo con esperanza e ilusión. Así han recibido esta mañana Emilia Nájera, de 80 años, la primera vacuna contra el coronavirus que se ha administrado en Aragón.

Se trata de una residente de 80 años que lleva desde el año 2008 en el centro. Le ha seguido Manuel Cebolla, un residente muy querido en Romareda, que tiene 84 años y vive en la residencia desde 2011 con su mujer; y Carmen Emetérea García, de 81 años, procedente de Teruel y que vive en este centro desde hace más de un año con su marido.

Primeros vacunados contra la Covid19 en la Residencia Romareda, en Zaragoza.
Primeros vacunados contra la Covid19 en la Residencia Romareda, en Zaragoza.

Ellos tres han recibido las primeras dosis de las vacunas de Pzifer contra la Covid 19 que hoy mismo han llegado Aragón y que durante esta jornada se distribuirán en un centro residencial de cada una de las provincias aragonesas (por la tarde será en el Asilo San José de Teruel y en la Residencia Somontano de Barbastro de Huesca).

“Tenemos que ser los primeros en vacunarnos para poder cuidar de los nietos y de los hijos, y para poder abrazarnos, que estamos faltos de abrazos”, ha dicho Emilia nada más recibir la vacuna. Manuel también ha expresado su ilusión: “A ver si con esto matamos al bicho”, ha asegurado tras recibir un pinchazo “que no ha dolido”.

Primeros vacunados contra la Covid19 en la Residencia Romareda, en Zaragoza.

Tampoco a Carmen, que tenía clarísima la importancia de vacunarse, le ha dolido: “somos muchos y tenemos que vencer al bicho”, ha asegurado. Un momento que Emilia, Manuel y Carmen han compartido con las personas con las que también comparten la vida: dos de los trabajadores de la residencia Romareda del IASS: María Sanz y Fernando Artal. “Queríamos dar ejemplo y transmitir confianza a toda la sociedad, para transmitir que esta vacuna es útil y necesaria. Estamos emocionados y felices”, han afirmado ambos.

En total, hoy han llegado a Aragón 63 viales, que suponen dosis para vacunar a 315 personas y que se han repartido así: en la residencia de Barbastro 50 (33 residentes y 17 enfermeras), en la de Teruel 117 (95 residentes y 22 trabajadores), en la residencia Romareda 116 (en total se vacunarán 169 residentes y 155 trabajadores) y 20 en el Camp.

Las vacunas han llegado hoy procedentes de Guadalajara a las nueve de la mañana al Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, donde se encuentra el punto de almacenaje para todo Aragón. Una vez allí, el servicio de Farmacia ha sido el encargado de preparar los cuatro envíos para las residencias que comenzaban ya la vacunación, donde han sido transportadas en condiciones de refrigeración de entre 2 y 8 grados centígrados.

Como ocurrirá con todas las residencias, los equipos de enfermería de los correspondientes centros de salud se han desplazado al centro residencial para realizar la vacunación. Estos centros de salud han sido: Barbastro, Teruel Ensanche, Fernando el Católico (Romareda) y Parque Goya (Camp).

Durante las próximas semanas se vacunarán en los centros residenciales más de 25.000 personas que ya han dado su autorización para ello (cabe recordar que el 93% de los residentes de Aragón ha dado su consentimiento a recibir la vacuna, el 5% la ha rechazado y hay un 2% que se mantiene pendiente de tomar la decisión. Por lo que respecta a los trabajadores, el 80% ha admitido la vacunación, el 14% la ha rechazado y 6 % está pendiente de pronunciarse).

De este modo, en la provincia de Huesca ya han autorizado 3.059 residentes y 1.901 trabajadores (el 88,3% y el 73,6% respectivamente), en la de Teruel 2.060 residentes y 1.574 trabajadores (el 87% y el 76%, respectivamente), y en la de Zaragoza 10.117 residentes y 6.617 trabajadores (el 87,8% y el 76,2%, respectivamente).