Las ramas de buixo logran tapar la pintada amarilla aparecida en la Cruz de Asba. Está previsto «borrar la pintura amarilla», y que la cruz tallada en piedra calliza recupere su verdadera esencia y esplendor. 

Este sábado, vecinos de los diferentes pueblos del municipio de Bárcabo ascendieron al Tozal de Asba -en Betorz- para celebrar la tradicional romería a la Cruz de Asba y se encontraron con la «desagradable» sorpresa de que la cruz estaba pintada con simbología independentista catalana.

Varias personas han dicho que se trata de un «acto vandálico cometido sobre un símbolo religioso y muy entrañable para los vecinos de esta comarca. También habían colocado un lazo amarillo que al momento pudieron retirar.

Desde Betorz hasta la Cruz del Tozal de Asba, aproximadamente, hay unos 4 kilómetros con un desnivel de 3%. Un vecino de Betorz ha manifestado «indignación y malestar», «es una falta de respeto hacía nuestra tierra, un acto fuera de lugar y sin sentido», ha señalado.

Ahora la Cruz de Asba «afortunadamente» tapa el amarillo con las ramas de buixo, han asegurado algunas personas.