Imagen facilitada por ADELPA.

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), fue invitada a participar en dos de los bloques de trabajo en los que se articuló la jornada organizada el martes por el Instituto de Investigación Serranía Celtibérica, en la oficina del Parlamento Europeo en España.

Esta jornada es una más de las actuaciones promovidas por este Instituto, y que están teniendo un reflejo a nivel nacional, para conseguir el objetivo de que las Interregiones Desfavorecidas de España, definidas en científicamente en los estudios desarrollados por este Instituto de Investigación (en las cuáles se incluye el territorio del Pirineo Aragonés, entre muchos otros de toda la geografía aragonesa y de España), obtengan un tratamiento diferenciado en la política de Cohesión Europea, tal y como prevé el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Ello implicaría un tratamiento económico especial y sobre todo una discriminación positiva, que son las únicas fórmulas que todavía podrían revertir la grave situación de despoblación de estos territorios.

Cabe recordar que algunas de las posibilidades que ofrecería este tratamiento, por ejemplo similar al de las Islas Canarias, sería el un IVA del 7% y un impuesto de sociedades del 4%, deducciones fiscales en el 50% para los residentes y bonificaciones de hasta el 80% de sueldo base, para médicos y profesores, algo que supondría un importante revulsivo contra la despoblación en estas zonas.

ADELPA estaba invitada a participar en los bloques temáticos que abordaban el capital natural del Agua, con que cuentan muchas de estas interregiones desfavorecidas, y la Agricultura y Ganadería.

En su intervención, los representantes de ADELPA ofrecieron la visión, que resultó común al resto de territorios rurales y de montaña de España, sobre las afecciones sobre la despoblación que han supuesto las obras hidráulicas e hidroeléctricas, y la negativa frontal de las Administraciones Públicas en España todavía hoy en día, a revertir e invertir en estos territorios parte de los beneficios económicos que generan estas infraestructuras, en concepto de costes ambientales, y cuya recuperación además es imperativa en cumplimiento de la Directiva Marco de Aguas europea.

ADELPA también aprovechó su intervención en la mesa sobre Agricultura, Ganadería y PAC, para poner en común con los presentes, los resultados del estudio sobre la ganadería extensiva en el Pirineo, elaborado por la Beca de Investigación Pedro Santorromán, y cuyo resultado es que las explotaciones ganaderas extensivas en el Pirineo aragonés desaparecen a un ritmo del 25% cada 10 años, y que ello no solo es un problema para el abandono de los territorios, sino que supondrá a medio plazo una auténtica catástrofe medioambiental (pérdida de paisaje, biodiversidad, incendios, erosión, cambio climático…). Una situación que como pudo concluirse en esta mesa de trabajo, es también común a todas las interregiones desfavorecidas del territorio español.

Asimismo se hizo evidente que la Política Agraria Comunitaria (PAC), ha sido una de las principales causas de esta situación, y que la única solución es una PAC absolutamente nueva, partiendo de cero, que elimine los derechos históricos. Y una aplicación de la misma por parte del Estado español y las Comunidades Autónomas, que tengan en cuenta la situación de estas zonas desfavorecidas y despobladas, y que promueva realmente una agricultura y ganadería sostenible y un verdadero desarrollo rural.

Con las conclusiones de esta jornada, y el próximo trabajo de los grupos creados, se va a elaborar una propuesta que será elevada al Gobierno de España, con el fin de exigir su inclusión en las negociaciones para el próximo periodo de la política de Cohesión Europea.