Foto: imagne de un tramo de la A-138.

Corresponden a unas actuaciones realizadas en los tramos El Grado-Mipanas y Mesón de Ligüerre-Morillo de Tou y suponen una inversión de más de 1,69 millones de euros Es una carretera de especial importancia para el conjunto de Aragón al unir las comarcas del Somontano de Barbastro y el Sobrarbe con Francia.

El Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón continua efectuando mejoras en la carretera A-138 para garantizar el buen estado del vial y mejorar la seguridad de los ciudadanos que se desplazan por ella. Con ese objetivo se están ejecutando las obras de construcción de los terceros carriles en dicha carretera autonómica, por un importe total de más de 1,69 millones de euros.

Concretamente son unas actuaciones que se están efectuando en dos tramos de la A-138. El primero se trata del correspondiente a El Grado-Mipanas (p.k. 10+000 al 12+300), adjudicado a Santiago Ángulo con un importe de más de 598.000 euros; y el segundo al Mesón de Ligüerre-Morillo de Tou (28+000 al 30+500), que realiza Vidal Obras y Servicios con una inversión de más de 1,1 millón de euros.

El director general de Carreteras del Gobierno de Aragón, Miguel Ángel Arminio, ha visitado el estado de las actuaciones para comprobar unas obras de especial trascendencia para la provincia oscense y sus comunicaciones con Francia.

Arminio ha asegurado, que “uno de los objetivos que teníamos marcados en el Plan General de Carreteras es que la A-138, como carretera internacional que nos comunica con Francia, precisaba una serie de obras que la agilizaran y tuviéramos una mayor seguridad vial en el tráfico que circula por ellas”.

“La actuación es una ampliación de la plataforma en una zona orográficamente complicada para que se produzcan adelantamientos, facilitando esa interrelación entre vehículo pesado y lento en la circulación en un mismo sentido”, ha detallado.

Con estos proyectos, la carretera en estos tramos pasará de tener una plataforma de 8 metros de anchura, dos carriles de 3,50 y arcenes de 0,50, a disponer de una anchura de 12,50 metros, con tres carriles de 3,50 metros y arcenes de 1 metro, facilitando así la circulación y la seguridad de los conductores.

“También vamos a continuar ejecutando unas actuaciones de mejora de tal manera que dejaremos todo el trazado a un nivel que pensamos que era el necesario como carretera de comunicación entre Francia y el corazón de Aragón”, ha resaltado.

AUDIO: Miguel Ángel Arminio, director general de Carreteras del Gobierno de Aragón.