‘XIII 18 horas de fútbol sala SYA Benabarre’ . Fuente. Ayuntamiento de Benabarre.

Benabarre volverá a convertirse este sábado 29 de junio en la capital del fútbol sala en Aragón. Más de 300 personas, entre futbolistas y aficionados acompañantes, acudirán a la localidad de Ribagorza para celebrar la decimotercera edición de las ’18 horas de fútbol sala SYA Benabarre’.

Esta competición amistosa se ha convertido en una muesca fijada en el calendario para todo buen amante del deporte dado el sucesivo éxito de organización y la solera de un evento con fuerte arraigo entre clubes de las provincias de Huesca, Zaragoza, Lérida y Barcelona.

Madrugadores y motivados, desde las 4:00 de la madrugada, los participantes irán rotando en un carrusel de partidos rápidos de quince minutos sin parón en una fase de grupos que definirá la composición de las eliminatorias, con encuentro de veinte minutos desde los cuartos, que decidirá los nombres de los dos campeones. Porque el ‘V Memorial José María Cuéllar’ concentra tanto a equipos masculinos como a femeninos, reafirmando el auge creciente del fútbol sala entre las mujeres, cuyo número sigue aumentando año tras año. Siete conjuntos femeninos y 16 masculinos convivirán en una jornada donde el deporte y sus mejores valores son el hilo central desde el que se cosen amistades y relaciones de convivencia, compañerismo y solidaridad.

Solidaridad porque en esta edición la innovadora organización quiere apoyar la educación de los niños y niñas de Benabarre. Con cada gol marcado se donarán tres euros para material escolar para el colegio de esta localidad. Esta es una de las novedades de las ‘18 horas de fútbol’ que siempre cuentan con un ambiente festivo, animado con la resolución de continuos sorteos y pequeños retos con premio y con una sana competitividad por hacerse con el premio final. Porque un suculento botín de mil euros espera a los jugadores del campeón, añadiéndose un obsequio de 500 euros y 150 euros para el segundo y el tercer clasificado, respectivamente. A este atractivo distintivo colectivo se unirá por primera vez la definición de los galardones individuales a los mejores jugadores y los máximos goleadores de cada una de las categorías del cuadro, además de las plantillas menos goleadas.

Sobre las 22:00 horas están previstas que se jueguen las finales en el polideportivo de Benabarre. La resolución de los partidos y la posterior entrega de premios y sorteos no suponen el cierre del ‘V Memorial José María Cuéllar’. La actividad se traslada al recinto de las piscinas, abiertas durante todo el día para los participantes, donde se celebrará la cena y una fiesta con la propuesta musical de DJ Serena.

El Ayuntamiento de Benabarre organiza esta fiesta del deporte desde su inauguración en 2009, solo parada por la interrupción obligada por la pandemia. El corto espacio de tiempo en el que se completa la inscripción de equipos es un criterio de peso para denominar de “éxito de la deportividad y el buen ambiente”. La participación se incentiva con facilidades para pernoctar en el Albergue de Benabarre para los equipos procedentes de destinos lejanos y con la entrega de una camiseta de regalo y una bolsa de bienvenida más el pase gratuito a las piscinas durante todo el día. “Porque los que vienen ya se conocen de otros años, son amigos que saben que se van a volver a encontrar aquí. Y los que vienen por primera vez se envuelven siempre en un sentimiento de acogida. Es una fiesta”, remarca Hugo Palomar, portavoz de la organización. Hay que tener en cuenta que, Benabarre tiene en la actualidad una población cercana a los mil habitantes, siendo este torneo uno de los eventos más multitudinarios que se organizan en Ribagorza a lo largo del año.

Esta dimensión se ve reflejada en el apoyo de patrocinadores con el que cuenta este torneo. “Es fundamental que año tras año recibamos la colaboración de firmas como SYA, que es nuestros principal sponsor, sin olvidarnos de Pinturas Romas, Construcciones Enjuanes, Calefacciones Sirvent y Talleres Martorell, más numerosos comercios e instituciones que siguen confiando en una competición que da vida en Benabarre”, indica Hugo Palomar.