Foto: DGA.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha calificado de “imprescindible” la colaboración entre las diferentes administraciones y la sociedad civil en lo que se refiere a la acogida de refugiados de Siria.

Broto ha dicho estas palabras en el transcurso de su intervención en la toma de posesión del nuevo presidente autonómico de Cruz Roja Aragón, Francisco Barreña, y de los responsables de los comités provinciales. Al acto ha asistido también el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya.

La consejera ha asegurado en su discurso que “si la colaboración ha sido siempre importante entre las administraciones públicas y la sociedad civil, los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos actualmente la hacen no solo importante sino imprescindible”.

En la misma línea, ha destacado la experiencia de Cruz Roja en anteriores programas de acogida y orientación a refugiados algo que, ha añadido, será tenido en cuenta por el Gobierno de Aragón en el diseño del plan que está preparando en estos momentos para atender a los sirios que puedan llegar a la Comunidad.

Momentos antes del inicio del acto, María Victoria Broto, ha señalado que todavía no se tiene información sobre qué cantidad de refugiados pueden llegar a Aragón ni si el Gobierno central va a proporcionar financiación. No obstante, ha dicho que desde el Departamento de Ciudadanía y Derechos Humanos se sigue trabajando en un plan de acogida con las entidades locales.

El Gobierno de Aragón se reunirá la semana que viene con aquellas entidades con experiencia en este tipo de crisis humanitarias.