Foto: SobrarbeDigital.

Los portavoces de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe se reunieron, el pasado miércoles, en una comisión especial para tratar los presupuestos de 2017. Gracias a un acuerdo por parte de los partidos de la oposición, el borrador del presupuesto recogerá modificaciones por valor de 43.500 euros, que servirán para dotar presupuestariamente mejoras en el campo de fútbol, la zona de las pistas de tenis, el colegio de Paules de Sarsa, los equipamientos infantiles en parques y en una beca de investigación para la realización de proyectos académicos sobre temas relacionados con el municipio.

Sin embargo, la aprobación de los mismos queda todavía en el aire por la falta de acuerdo sobre las partidas presupuestarias que se destinarán a remunerar la actividad de un concejal del Equipo de Gobierno, cuyo montante asciende a 20.000 euros para cubrir una media jornada. “Nuestro grupo considera que el trabajo que se viene haciendo por parte del concejal al que iría dirigida esta remuneración, Pep Gracia, el cuarto de la lista que presentó el PSOE, no debería ser remunerado, ya que no hemos visto durante este primer año que se haya empleado a fondo en cuestiones que mejoren el funcionamiento de los servicios que presta el Ayuntamiento ni en cuestiones que mejoren la vida de nuestros ciudadanos.

Eso sí, como organizador de eventos no tiene precio, pero dudamos que esta sea la principal actividad que debe ejercer un concejal”, señala el portavoz de Cambiar Aínsa, Urko del Campo, quien remarca que las cuestiones de peso y de fondo que han cambiado han sido, en su mayoría, a raíz de peticiones, observaciones y trabajo desde la oposición.

La posición del PP todavía no está clara, aunque su portavoz, Nicolás Baena, en una de las últimas reuniones aludió a un aumento de las competencias y responsabilidades de este concejal para llegar a un posible acuerdo. Por su parte, el PAR ha defendido siempre que el Alcalde de Aínsa-Sobrarbe, debido a la carga de trabajo, responsabilidad y dedicación que supone este puesto, debería tener un sueldo digno para no depender de una empresa externa o de su propio partido.

“Nuestra intención no es criticar ni entrar a juzgar el trabajo que realiza el Concejal de Cultura, Juventud y Deportes, que, como todo integrante del Equipo de Gobierno, tiene que sacar de su tiempo libre las horas necesarias para ejercer el cargo, pero estamos radicalmente en contra del sueldo para el cuarto Concejal de la lista, en base al capricho de un Partido, que se supone prometió en su día una remuneración a ese Concejal, olvidándose que la misma correrá a cargo del bolsillo de nuestros vecinos. Con la excusa de un exceso de trabajo en el ayuntamiento, vuelven a la carga en estos nuevos presupuestos para poder hacer efectiva su antigua promesa.

No es de recibo que pidan ahora ese sueldo por exceso de trabajo cuando, teniendo la posibilidad de pactar y de aumentar el número de Concejales del Equipo de Gobierno, siempre hayan preferido hacer el camino en solitario y gobernar, acumulando uno tras otro, todos los cargos del ayuntamiento.

Después de año y medio de legislatura hemos podido comprobar que su intención, no solo es gobernar en minoría con pocos mimbres, sino que tampoco están dispuestos a realizar un reparto equitativo del trabajo y responsabilidades del Ayuntamiento, entre el resto de sus propios Concejales”, comenta el portavoz del PAR, Miguel Ángel García, quien señala su intención de votar en contra de esta partida salarial.

“Gracias al esfuerzo de todos estamos saliendo de una grave crisis económica, a causa de la cual y entre otras cosas, se tuvo que bajar el sueldo de nuestros empleados, que además de trabajadores son vecinos y amigos. Desde nuestro humilde punto de vista, sería un gasto a cargo de nuestras arcas mucho más urgente que el que ahora nos ocupa.

Además, con ese sueldo al cuarto Concejal y último de la lista, se abre el melón de los sueldos y de las retribuciones, que difícilmente podría digerir un presupuesto tan escaso como el nuestro, ya que mucho nos tememos, que la siguiente propuesta para los próximos presupuestos, bien podría ser, que como esta retribuido el cuarto Concejal, se tiene la obligación moral por trabajo y responsabilidades adquiridas de poner un sueldo a todos y cada uno de los miembros del Equipo de Gobierno que están por encima de él”, añade García.

Tanto Cambiar Aínsa como el PAR están preparando una enmienda de sustitución para que esos 20.000 euros “sirvan mejor a los vecinos y vecinas de Aínsa-Sobrarbe”, declaran en conjunto ambas formaciones. “Este es el tipo de problemas que se encuentra una formación política cuando Gobierna en minoría y la carga de trabajo se acumula en pocas personas. Si a eso le añadimos que el alcalde acumula además los cargos de vicepresidente de la Comarca de Sobrarbe y de Diputado Autonómico, parece ser que no llega.

Nuestra formación cuenta con una persona liberada como asesor en Huesca y sube al Ayuntamiento cuando considera que hay que mirar cosas, no está allí de manera permanente. Sin embargo, el hecho de que el actual concejal de cultura, deporte y juventud pase allí todas las mañanas y se le envíe a muchas reuniones denota, bajo nuestro punto de vista, dos cosas: que se quiere justificar el sueldo de esa persona y que no se reparte bien el trabajo entre los miembros del equipo de Gobierno”, añade Del Campo.