Imagen realizada hace unos días. Foto: SobrarbeDigital.

“No todo es lo que parece”. Pues en este caso, sí que lo es.  El chico que aparece en la fotografía se cambió -con naturalidad- de pantalones, ocurrió hace unos días en el Castillo de Aínsa. Fuimos testigos de ello, estábamos allí.

Sería conveniente que el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe reconsiderase la colocación de lugares apropiados a ese tipo de menesteres, lo que seguramente evitaría algún que otro sobresalto de los viandantes.

Dicho esto, sin duda la “criatura” de la imagen no se percibió de la existencia de lavabos públicos, que están ubicados justo al lado de las Caballerizas del Castillo de Aínsa.