Foto: imagen de la reunión

El borrador del texto legal ha sido sometido a información pública y tan sólo cuatro organizaciones han presentado alegaciones al mismo. Organizaciones Agrarias y cazadores han acordado abordar juntos cuestiones relacionadas con los daños agrarios de especies cinegéticas.
El objetivo único de la reunión del Consejo es analizar las aportaciones en el trámite de audiencia y avanzar en un acuerdo de aprobación para el texto de la futura Ley de Caza de Aragón.

Este viernes, se ha reunido en Zaragoza el Consejo de Caza de Aragón, con la presidencia del director general de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Santiago Pablo Munilla.

El tema único del orden del día es informar sobre el proceso de redacción y aprobación de la que será la futura Ley de Caza de Aragón, cuyo texto salió a información pública a primeros de abril durante un mes para fomentar la participación pública, y durante el cual se han recibido alegaciones provenientes de treinta organizaciones y particulares a su contenido. Cinco de estas alegaciones proceden de las miembros que participan en el Consejo de Caza de Aragón: SEO/BirdLife, Federación Aragonesa de Caza, Unión General de los Trabajadores y ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) y Guardia Civil.

En consonancia con los compromisos que le corresponden a la Comunidad Autónoma de Aragón con la sociedad y la preservación y aprovechamiento sostenible de la caza, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón pretende aprobar esta nueva Ley de Caza de Aragón, con la que se simplificarán determinados trámites administrativos en diversos procedimientos, eliminando aquellos mecanismos de control que no han resultados eficaces, tratando de evitar demoras no siempre justificadas a los ciudadanos y que también han dificultado la gestión de las administraciones públicas.

La nueva regulación se establece teniendo muy en cuenta que un desarrollo armónico de la actividad cinegética puede constituir un recurso socioeconómico de gran importancia capaz de apoyar la actividad rural con la producción de rentas y puestos de trabajo generados por la propia actividad cinegética.

La futura Ley de Caza de Aragón.

La nueva Ley tiene como objeto, regular el ejercicio de la caza en Aragón en armonía con la gestión, protección, conservación, fomento y ordenado aprovechamiento de los recursos cinegéticos y del medio natural, procurando a su vez que la legislación ambiental sea más clara, precisa y eficaz, tratando de alcanzar una mayor seguridad jurídica.

Esta ley busca regular aquellos aspectos relacionados con la práctica venatoria que se consideran esenciales sin dejar lugar a indeterminaciones. Al mismo tiempo, promueve, al igual que la anterior ley de caza de Aragón, el fomento de las costumbres de caza propias de Aragón, que constituyen un patrimonio cultural propio.

Por ello se fomentan modelos de caza que recojan estas tradiciones y tratar de evitar su pérdida, frente a otros ajenos a la tradición existente en Aragón.

El Consejo de Caza de Aragón es un órgano consultivo que tiene atribuidas las siguientes funciones:
• Conocer e informar propuestas sobre periodos hábiles de caza, vedas y regulaciones especiales aplicables a toda la región.
• Promover la adopción de directrices de protección, fomento y aprovechamiento racional de la riqueza cinegética y faunística y de sus hábitats.
• Promover la creación de zonas de caza de carácter social.
• Promover el conocimiento y cumplimiento de las reglamentaciones de caza y de protección de la fauna.
• Conocer e informar los planes de gestión cinegética de los terrenos de régimen cinegético especial y de los espacios protegidos.
• Informar sobre la situación de la actividad cinegética en Aragón, así como sobre el grado de eficacia alcanzada por las medidas adoptadas.
• Cuantas otras competencias les sean atribuidas con arreglo a las normas vigentes en la materia.

El Consejo de Caza de Aragón, reúne a vocales del Departamento de Agricultura, Ganadería y medio Ambiente del Gobierno de Aragón, de las Federaciones de Caza, de las distintas organizaciones agrarias y conservacionistas.

Por otra parte, como miembros invitados se solicita la presencia de un representante del SEPRONA de la Guardia Civil, de los técnicos de caza de los Servicios Provinciales de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y del INAGA.