Con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), María Goikoetxea, ha presentado este viernes en Teruel la ‘Red IAM Rural: emprendimiento en femenino’.

Se trata de una plataforma digital y colaborativa para facilitar el contacto entre las mujeres emprendedoras en las zonas menos pobladas, para favorecer las sinergias entre proyectos y para detectar las necesidades del colectivo mediante un espacio habilitado.

La red se articula a través de una página web https://red-iam-rural.org/ e incluirá un mapa interactivo de Aragón en el que se reflejarán todas las ideas de negocio puestas en marcha por mujeres en el medio rural.

También contendrá encuentros entre usuarias, que en un principio serán virtuales y que a medida que se termine la pandemia pasarán a ser presenciales. Y habrá acciones formativas en función de las demandas que planteen las mujeres de las zonas menos pobladas.

“Es un espacio colectivo y cooperativo, con vocación de ser dinámico y ajustable a las necesidades, para que construyamos entre todas un espacio de comodidad y utilidad”, ha explicado este viernes la directora del IAM, María Goikoetxea.

María Goikoetxea.

La web incluirá una pestaña en la que estará toda la información de las Administraciones que pueda interesar a las emprendedoras.

También habrá un apartado específico para las violencias machistas, “porque en el ámbito rural aún queda mucho por trabajar”. “Contendrá los recursos existentes por provincia y por localidad y las herramientas protección social a los que las mujeres pueden acceder de manera inmediata”, ha añadido.

Los objetivos de la plataforma son:

Facilitar el conocimiento interpersonal entre las integrantes de la red a través de la dinamización de reuniones o quedadas online en los que poderse dar a conocer a nivel personal mediante el uso de dinámicas grupales.

Generar un clima de confianza entre las integrantes a través de la facilitación de espacios de escucha y de espacios donde compartir experiencias, dificultades o consejos que les permita percibirse como red de apoyo real.

Aminorar la sensación de soledad a la que puede enfrentarse en ocasiones la mujer emprendedora en el medio rural mediante la invitación a encuentros virtuales en los que compartir experiencias.

Crear espacios de bienvenida para facilitar que la integración en el grupo sea lo más ágil y cuidada posible.

Nutrir a la red de aprendizajes mediante el aprovechamiento del saber colectivo mediante espacios de indagación y compartir de experiencias sobre temáticas concretas que les inquieten, o les resulten de interés.

Generar y fomentar el hábito de reunirse periódicamente para que la red siga viva una vez finalice la facilitación externa de estos espacios y pueda seguir nutriéndose de forma autónoma.

Cuidar a las mujeres que integren esta red y hacer que se sientan parte de algo mayor, que se sientan apoyadas, escuchadas, comprendidas, acompañadas en su iniciativa como emprendedoras en el medio rural.

Fomentar la autoeficacia (confianza en las propias capacidades) de las participantes, haciéndolas conscientes de sus propios logros y de su capacidad de ayudar a otras personas en situaciones y condiciones similares.