Foto: imagen del encuentro entre representantes del PAR.

Representantes de los comités comarcales de Ribagorza y de Sobrarbe del Partido Aragonés (PAR), reunidos en Graus, acordaron “promover conjuntamente la presentación de enmiendas en el Senado a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, para dotar partidas que supongan iniciar ya y culminar en 2019, la mejora de la carretera N-260 en el tramo del Congosto de Ventamillo a Campo, así como avanzar cuanto antes en el acondicionamiento entre los Túneles de Balupor y Fiscal”. Esta decisión “se corresponde a la consideración de la N-260 como una comunicación de trascendencia crucial para la vida, en el presente y el porvenir de los ribagorzanos y los sobrarbenses, y como un eje integral con potencial de generar nuevos flujos de largo recorrido, positivos para ambas comarcas”.

En concreto, respecto al Congosto-Campo, se plantea una enmienda a fin de “que comiencen las obras en cuanto sea posible en 2016, de acuerdo con el proyecto cuya elaboración concluirá en breve y tras su licitación y adjudicación urgente.” Por ello, proponen que los PGE incorporen una partida de ocho millones de euros para el próximo año.

Junto a esta medida, se ha valorado “la necesidad de incluir desde este momento en los presupuestos estatales, una proyección plurianual que garantice la continuidad y conclusión de los trabajos en este tramo, en el mínimo plazo viable. De esta manera, valorando las posibilidades técnicas y presupuestarias, la enmienda señalará también que esa proyección suponga prever la inversión de 25 millones de euros en 2017, una cantidad idéntica en 2018 y finalmente, 18 millones de euros más en 2019, cuando terminarían las obras para la entrada en servicio de la nueva carretera. Con estas cantidades (8+25+25+18) en el período 2016-2019 se costearían los 76 millones que el ministerio ha calculado para esta actuación, aunque la proyección puede verse aminorada en función del montante definitivo de adjudicación.”

Los comités del PAR entienden así mismo que “es preciso restituir las cantidades inicialmente previstas en los PGE para el tramo pendiente Túneles de Balupor-Fiscal de la N-260 en Sobrarbe, que fueron recortadas por una enmienda en el Congreso de los Diputados”, mediante una nueva enmienda en el Senado. “Se trata de mantener la atención sobre este acondicionamiento, ahora pospuesto, para hacer posible de inmediato la nueva definición de trazado, su aprobación medioambiental y sus obras, sin que pueda existir una absurda discriminación o compensación entre comarcas, que perjudique a una u otra”.

Las enmiendas van a ser remitidas a la senadora del Partido Aragonés, Belén Ibarz, para su tramitación y así mismo, serán trasladadas a los senadores del PP y del PSOE por Huesca para que se sumen o apoyen las mismas.