Foto: SobrarbeDigital.

Las obras que se están llevando a cabo en la travesía de Aínsa, en la carretera A-138, servirán para evitar los desprendimientos y el deslizamiento de la ladera sobre la que se ubica el casco histórico y que, además, pondrá en valor esta zona del municipio en la que se encuentra el antiguo camino de acceso desde Francia a la villa medieval.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, que ha visitado las obras esta mañana, ha señalado que esta intervención, cuya parte más visible es el muro de piedra ha supuesto una inversión de 135.000 euros (IVA incluido) y se trata de una segunda fase para continuar una actuación anterior “el muro supone 180 metros de actuación para mejorar la seguridad vial y garantizar la seguridad de los viandantes que antes utilizaban el arcén, pero también para evitar los deslizamientos que provocaban las lluvias y que suponía el deterioro de la calzada como consecuencia de las rocas que caían sobre ella y sobre la cuneta, entorpeciendo además el drenaje”.

Las obras han supuesto el retranqueo del muro dos metros de manera que se gana espacio en la plataforma de la calzada para integrar la acera.

Se trata de una vía de comunicación muy importante en la que se contabiliza una Intensidad Media Diaria de 3.000 vehículos de los cuales el 10% son vehículos pesados.
Consejero José Luis Soro.

Soro ha recordado que “el Gobierno de Aragón ha realizado la estabilización del talud y el ayuntamiento se ha encargado de las obras de abastecimiento y aceras”.

Por su parte, el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, ha explicado que se creará una acera con iluminación que facilitará el acceso de los ciudadanos al antiguo camino que sube a la villa medieval, restaurado también hace poco, y a la Casa Santiago.
A

lcalde Enrique Pueyo.

Está previsto que las obras puedan estar culminadas dentro de un mes y en ellas se ha invertido en torno a 55.000 euros.

Se ha optado por un muro de escollera con sensibilidad paisajística, utilizando roca de la zona en lugar de usar hormigón, para que esté integrado con el conjunto de la localidad.

Abel Salas, técnico del Gobierno de Aragón.