Foto: imagen del cartel.

Una fecha destacada en la agenda cultural de Sobrarbe, del 2 al 12 de julio tendrá lugar la segunda edición del ‘Pirineos Jazz Festival’ en el centro de vacaciones, pueblo recuperado de Morillo de Tou, en el término municipal de Aínsa. Tras el éxito cosechado en la anterior edición, la organización decidió continuar con la propuesta musical. En esta edición, se mantienen algunas constantes que van definiendo el espíritu del evento.

Asimismo, se incorporan novedades que van a permitir dar un paso adelante en la consolidación del festival. Entre las constantes, la apertura de la edición de este año la hará una formación de la provincia de Huesca.

Si el año pasado fue el montisonense Paco Salas el encargado de abrir el festival, este año serán “The Ninjazz Mission”, Big Band vinculada a la escuela de música de Estadilla, “Jazz for Kids”, quienes realizarán el primer concierto el jueves 2 de julio.

Tanto Monzón como Estadilla celebran festivales dentro del Altoaragón Jazz Tour, junto con Morillo de Tou, Castejón de Sos, Sabiñánigo, Canfranc (Jazzetania) y Fonz.

Otra de las señas de identidad del Pirineos Jazz Festival es la presencia de la voz femenina. De nuevo se contarán con dos voces femeninas y serán los dos sábados de la primera quincena de julio.

El viernes 3 de julio, será la ocasión del Funky Jazz de la mano de “Merlo, Papa & Getz”. Este trío de reciente formación se sumerge en la música groovy de los 60´y 70´, jugando con el ritmo como motivo principal sobre el que se apoya la improvisación.

El sábadol 4 de julio actuará la venezolana Sibyl González, cantante de Jazz y de música contemporánea, que mezcla estos estilos con las tendencias del swing clásico, Bossa Nova y diversos estilos modernos.

El domingo 5 de julio será la ocasión del jazz más didáctico, dirigido a pequeños y mayores, de la mano de la “Monkayo Jazz Band” que nos ofrecerán el espectáculo “Jazz pa’ti”. Esta banda de jazz, autóctona de Aragón, lleva más de 20 años en los escenarios y está liderada por el propio Chus Fernández.

El jueves 9 de julio la banda “Swing Steps” nos ofrecerá un concierto de Jazz Manouche. Esta banda está compuesta por músicos zaragozanos y músicos zaragozanos en el exilio. La materialización de este proyecto se ha forjado en un periplo de más de 5 años por tierras andaluzas y francesas, de Granada a Paris o de Mojácar a Samois sur Seine.

El viernes 10 de julio, la presencia de Ignasi Terraza, uno de los mejores pianistas del panorama musical supondrá un hito en la historia del festival. El músico ciego, ganador del premio Jacksonville Jazz Piano Competition en 2009, nos ofrecerá su nuevo espectáculo “Imaginando Miró”.

El sábado 11 de julio, la francesa nacida en Guadalupe, Tricia Evy nos ofrecerá un repertorio original, que van desde composiciones personales, a canciones de jazz de las Indias Occidentales. Tricia Evy suma a su Caribe la influencia del jazz. Se trata sin dudas de la artista de jazz revelación en Francia. La otra constante del festival es acercar el mayor número posible de los estilos musicales que integran la música jazz. 

El domingo 12 de julio el blues será el encargado de cerrar la presente edición de la mano de “Agustí Mas Trío”. Este músico autodidacta, nacido en Barcelona en 1956, estudió en el Taller de Musics de Barcelona con Sean Levitt y en el Reino Unido con Neville Marten, Jim Mullen y participó en el Matt Schofied Blues Academy.

Además de los conciertos, la edición de este año contará con dos master class de percusión, los días 2 y 3 de julio, a cargo del músico y profesor David Fernández. El objetivo es acercar el ritmo a los más pequeños. El jueves 9 de julio, la compañía zaragozana “Zaraswing” ofrecerá una master class de baile swing, esta vez para pequeños y mayores.

En el marco del festival, tendrá lugar la presentación de la edición de este año de la muestra de cine de Ascaso “La Muestra de Cine más Pequeña del Mundo”. Será el sábado 11 de julio a las 19.00 h. A continuación se emitirá la película francesa “Swing” (2002), del director Tony Gatlif y con la intervención de Mandino Reinhardt, figura clave del jazz Manouche.

Resaltar que el jazz venía sonando desde hacía más de veinte años en el Sobrarbe gracias al club “Jazztamos en Sobrarbe”. En los últimos cinco años se habían programado más de 20 conciertos de jazz en Morillo de Tou. Ambos hechos, junto a la presencia de Chus Fernández, director de programación, posibilitaron el nacimiento del festival.