Foto: Sobrarbe Digital.

Desde hace tiempo se puede observar que han colocado dos cajas de cartón, concretamente, enfrente de un establecimiento que está situado en la avenida Sobrarbe, número 4, de Aínsa. Sirven de protección contra las piedras que a modo de proyectiles salen disparadas por el paso de vehículos debido al mal estado del asfalto en ese punto específico de la avenida.

El responsable del comercio perjudicado Ángel Chéliz, ha contado que utilizan las cajas como última medida para evitar que las piedras les rompan los cristales de su establecimiento, incluso han entrado cuando la puerta permanece abierta.

Esta vía forma parte de la A-138 su titular es la Diputación General de Aragón y en varias ocasiones ya lo han arreglado con “parches de asfalto” pero con las lluvias su duración es escasa, ha señalado Chéliz.

La situación, parece ser que está en vías de solucionarse definitivamente cuando la DGA acometa las obras de la avenida Pineta, entrada Norte, según ha avanzado Ángel Chéliz.

AUDIO

Ángel Chéliz, responsable del establecimiento