Quebrantahuesos RC y el Spartans RC de Granollers.
  • El Qubrantahuesos Rugby ofreció una jornada intensa, llena de deporte y buenos momentos el pasado sábado en Monzón, donde se concentraron más de 600 rugbiers de todas las edades.

El día comenzaba con el Primer Encuentro de Escuelas de Rugby de Aragón 2021, jornada que se celebró en Monzón gracias a la Federación Aragonesa de Rugby, y al apoyo de los patrocinadores “Grupo Pons” y “Huesca La Magia”.

El QRC cuenta ahora mismo con varias sedes de escuelas deportivas repartidas por toda la provincia altoaragonesa: Aínsa, Huesca, Jaca y Monzón.

Todas ellas se concentraron el sábado para conocerse y conformar equipos en las categorías sub 4 (guardería), sub 6, sub 8, sub10, sub12, sub14 y sub16, con los que afrontar los partidos contra otros clubes venidos de toda la comunidad, llenando así el campo de familias, convivencia interclubes, y por supuesto mucho rugby. Participaron en este primer encuentro niños y niñas del club de rugby Universitario de Zaragoza, el Fénix, el Seminario de Tarazona y el Bajo Aragón – Caspe.

Imágenes facilitadas por el Quebratanhuesos Rugby

El resultado de los distintos partidos que enfrentaban a las canteras de todos estos clubes era lo de menos, ya que lo importante en encuentros de este tipo no es únicamente el factor deportivo, sino más bien el evento social.

Todas las familias, niños y niñas que pasaron por el campo de Los Sotos de Monzón, coincidieron en destacar lo bonito de un día de amistad entre personas que aman un mismo deporte. Porque el rugby, aunque tenga una coraza de agresividad, golpes y dureza; alberga un corazón de camaradería, compañerismo y respeto del que se sienten muy orgullosos, donde al acabar el partido, el rival no es un enemigo, sino un compañero más.

Tras terminar el último tercer tiempo de las categorías infantiles, comenzaba el último de los encuentros y guinda a la jornada: el partido senior masculino de liga que
enfrentaba al Quebranta contra el Spartans de Granollers.

El equipo venía de dos victorias y con buena moral, pero en cualquier momento el más mínimo fallo podía derivar en peligro para el conjunto local. Además, gran parte de los jugadores arrastraban un desgaste importante con todo el esfuerzo realizado a lo largo de la mañana en la jornada de escuelas, dando una perspectiva diferente a la previa del encuentro.

Empezó Granollers atacando y el Quebranta defendiendo en la línea de 5, muy cerquita de su ensayo. Así durante un buen rato, con exitosos y duros placajes que evitaron la anotación. El tiempo se sucedía con melés muy igualadas, y después de varios “pick and go” en zona de 5 y varios golpes en contra, ensayaba el equipo rival inaugurando 0-5 el marcador.

Poco tardaba en llegar la primera marca de los nuestros, ya centrados en el partido tras una inoportuna pájara inicial. Touch a 5 y maul con ensayo de Diego apenas tres minutos después de la anotación rival. Nuestro certero pateador Robben transformaría el ensayo, y con 7-5 se ponía por delante el Quebranta. Continuarían los montisonenses golpeando mediante un ensayo de castigo tras otra touch por tirar el maul, y el equipo oscense se colocaba con una pequeña ventaja, que sería recortada por los catalanes con una patada de golpe de castigo exitosa entre palos al final de primer tiempo, llegando 14-8 al término de la primera parte.

La segunda mitad comenzó con un ensayo tras una apertura a la línea de tres cuartos, reformada por las entradas al campo con los cambios efectuados (21-8). Sin embargo, el partido estaba muy lejos de terminar, y Granollers lo recordaba con un ensayo después de un golpe de castigo y tras un maul dinámico (21-15). Menos mal que una jugada más tarde, de nuevo tras una touch, sería el juego duro de delantera local el que elevaba el marcador a 26-15. Pero el Quebranta comenzaba a sufrir, y se materializó una tarjeta amarilla a Bardina por reiteración de golpes de castigo prácticamente en línea de ensayo quebranta, que levantó la moral de los visitantes. Tras la tarjeta, el Spartans ensayaba de “pick and go” aprovechando la superioridad numérica y tras varias fases de delantera (26-20).

Con ese resultado el Quebrantahuesos sacó toda la rasmia que le quedaba, viendo que el partido se le escapaba, y realizó varias jugadas consecutivas tras defensas exitosas hasta conseguir una melé a 5 metros de ensayo del equipo rival. Tras empujar junto a los gritos de toda la afición y varios pick de delantera se consigue el ensayo que fijaría el marcador en un definitivo y tranquilizador 33-20.

Si algo ha demostrado esta liga, es que cualquier partido es difícil, ya que el nivel de los equipos siempre es muy alto y nunca se puede pecar de exceso de confianza fijándose en los resultados previos o la clasificación. El Spartans de Granollers luchó como si le fuera la vida en ello y realizó un partido muy complicado para el Quebranta que no se resolvió hasta los minutos finales.

Desde el club, se quiere destacar igualmente la amistad que surgió de este bonito encuentro entre dos clubes que entienden el rugby amateur de la misma manera: dureza en el campo, amistad en el tercer tiempo. Y es que después del partido decidieron quedarse en Monzón para compartir las batallas del campo de juego con los jugadores oscenses, y así de paso conocer la capital del Cinca Medio. Todo un ejemplo de camaradería entre clubes.