Foto: oficina de turismo de Aínsa. Sobrarbe Digital.

Unos 60.000 visitantes han pasado por la comarca de Sobrarbe durante los primeros siete meses del año, casi un tres por ciento más que en el mismo periodo de 2013, registrándose además casi 130.000 pernoctaciones, un incremento del 3,2%. Con una clara tendencia del mercado nacional donde un 70% del total pertenece a turismo español, liderando este ámbito las comunidades de Cataluña, Aragón, Valencia, Madrid, País Vasco y Navarra. Los datos son esperanzadores con respecto al futuro de la comarca que ve en el turismo rural una nueva alternativa de empleo y generación de riqueza.

“Estas cifras suponen un giro en positivo”, matizó Antonio Cosculluela, presidente de la Diputación Provincial de Huesca coincidiendo con la presentación de la nueva oficina de turismo de Aínsa-Sobrarbe, un acto al que también asistió el alcalde del municipio, José Miguel Chéliz y la directora general de turismo de la Diputación General de Aragón, Elena Allué y que contó con la participación de un elenco importante de empresarios de Sobrarbe. “Es importante mantener los servicios y unas buenas comunicaciones en el medio rural, que desarrollan sus proyectos de vida, pero también trabajan para quienes nos visitan”, matizó el presidente de la Diputación quien también alabó la decisión empresarial de “haberse quedado en la provincia e invertir sus recursos en la zona, creando iniciativas y productos turísticos”.

Esta nueva instalación abrió hace escasas semanas sus puertas después de que en abril se colocara su primera piedra junto a una inversión de 75.000 euros. “Debe servir para continuar con la labor de que las oficinas de turismo no solo sean el lugar al que acuden los visitantes, sino un espacio desde el que se proyecta la villa y todo el territorio”, afirmó José Miguel Chéliz, alcalde de Aínsa-Sobrarbe. “Será el recibidor, el centro neurálgico desde donde se crean ilusiones y se da respuestas a multitud de preguntas”. Chéliz añadió que, dentro del perfil de nacionalidades de turistas que visitan la zona, destacan los franceses, holandeses, belgas y británicos junto con los alemanes. “Como curiosidad, en los últimos años ha aumentado el número de turistas israelíes”, añadió.

En agosto, con apenas unos días de haberse inaugurado, el número de consultas ascendió a más de 10.000. De esta forma, cada vez llegan más turistas a la comarca gracias tanto a la promoción llevada a cabo por la nueva oficina como también a la que llevan a cabo webs especializadas en viajes como GoEuro, promoviendo internacionalmente este tipo de rutas turísticas ofreciendo alternativas a sus visitantes, que demandan otro tipo de turismo más activo en continuo contacto con la naturaleza.

Entre las iniciativas creadas, junto con la nueva oficina turística, se encuentra la organización de un curso sobre guías de patrimonio geológico organizado por el Geoparque de Sobrarbe, cuyo objetivo es el de utilizar el patrimonio geológico de la zona como recuerdo para potenciar la aparición de nuevos nichos de empleo. Esta formación está dirigida a empresarios locales y trabajadores locales que realicen labores directamente relacionados con el patrimonio cultural. El turismo del Alto Aragón no se detiene. Desde enero hasta julio, en términos totales, más de 400.000 personas visitaron la región reservando cerca de un millón de pernoctaciones durante los primeros siete meses del año.