Foto. imagen de la reunión

Una sequía, que ha afectado mayoritariamente al cereal de invierno en secano. La Cuenca del Jiloca, Serranía de Albarracín, Hoya de Teruel, Calatayud, La Almunia y Borja son las zonas más perjudicadas.

Por otro lado, el consejero se ha comprometido a que, este año, la administración autonómica pagará de forma anticipada el 50 por ciento de la PAC, y se estudiarán nuevas órdenes de excepcionalidad climática para que estas ayudas alcancen a determinados cultivos que se vean afectados por la situación de sequía, aunque no hayan llegado a la fase inicialmente exigida de desarrollo.

En base a un primer estudio de situación del campo aragonés realizado por el servicio de Estudios y Análisis del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, el consejero, Modesto Lobón, ha convocado hoy la Mesa de las Producciones Agrarias de Aragón, a la que han asistido representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias y de la Federación Aragonesa de Cooperativas Agroalimentarias. Ha servido para abordar y estudiar la situación de sequía que existe en algunas zonas del territorio aragonés y diseñar una estrategia conjunta para la puesta en marcha de medidas paliativas.

Ese primer estudio «provisional pero suficiente», describe que, en líneas generales, en la campaña se han obtenido rendimientos muy dispares, incluso en un mismo término municipal, habiendo parcelas que no serán recolectadas y parcelas con producciones de un año considerado normal o incluso con producciones más altas de lo habitual.

En medio de una campaña atípica, en general hubo una buena nascencia de los cereales en secano y la previsión de cosecha era buena, pero las altas temperaturas y la falta de lluvia de abril y mayo han provocado importantes pérdidas en cereales de secano, pastos, ovino-caprino, vacuno, etc.  “Los datos nos dicen que se trata de una situación de sequía que, por desgracia, es relativamente habitual en Aragón cada cuatro o cinco años, y no excepcional, dada nuestra climatología y la escasa regulación de las infraestructuras hidráulicas”, ha declarado, Lobón.

Con las cifras sobre la mesa, ha habido unanimidad en el acuerdo de medidas a solicitar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en beneficio de los agricultores afectados por la sequía.

Modesto Lobón ha comenzado informado sobre la puesta en marcha de una “Mesa de los Seguros”, a nivel autonómico, para abordar y estudiar la implantación de un seguro agrario integral que mejore la cobertura actual. Una petición que ha sido unánime de todos, y que tal y como quede elaborada, se trasladará al Ministerio, órgano competente en la materia.

Por otro lado, se va a solicitar de forma expresa la eliminación del Impuesto de Bienes Inmuebles de las instalaciones agrícolas, para reducir la presión fiscal sobre el agricultor y que se flexibilice el IRPF para las cooperativas agroalimentarias  afectadas por la sequía.

Los datos de estimación obtenidos demuestran que el cereal de invierno de secano es el cultivo más afectado

Hasta el momento, y como dato destacado, puede decirse que la producción estimada de cereal de invierno en secano en Aragón ascenderá a 878.929 Tm, lo que representa un 31% menos que la cosecha media en Aragón, que asciende a 1.280.799 Tm, teniendo en cuenta que el año anterior fue record y se alcanzaron 2.008.374 Tm.

Las mayores pérdidas productivas se han dado en las comarcas agrarias de Cuenca del Jiloca (-63%), Serranía de Albarracín (-53%), Hoya de Teruel (-52%), Calatayud (-50%), La Almunia (-48%) y Borja (-47%).

Por otro lado, dado que los pantanos se encuentran a buen nivel, a diferencia con la sequía de 2012, no se han detectado problemas en el regadío, en beneficio de los cereales de invierno, el maíz y la alfalfa, entre otros.

De modo más concreto, y según el avance de superficies de la PAC,  en cereales de secano, respecto a la pasada campaña, desciende la superficie cultivada de trigo duro en 23.052 has., sube la de cebada en 38.368 has. y en trigo blando se mantiene la superficie de cultivo.

En regadío, con respecto a la pasada campaña, se produce un incremento de cebada (6.520 has), maíz (1.362 has) y trigo blando (421 has.). Por el contrario disminuyen en alfalfa (-2.974 has.), arroz (-1.271 has.), girasol (-729 has) y trigo duro (-567 has.).

Y, en el sector del almendro, se espera una cosecha histórica ante la ausencia de heladas, en función de la evoluciona de la climatología. Y en el caso de la fruta dulce, de manera generalizada en esta campaña, se ha dado una casi ausencia de heladas, gracias a una primavera muy cálida y seca. Todo ello ha favorecido la floración y cuajado de frutos, propiciando un incremento de las producciones de frutales.

AUDIO: 

Modesto Lobón, consejero de Agricultura