Foto: Sobrarbe Digital.

Los artificieros de la Guardia Civil y un perro, han inspeccionado el establecimiento Hostal Ordesa, ubicado en la avenida Ordesa tras el aviso de bomba. Han permanecido en su interior alrededor de una hora.

Afortunadamente ha sido una falsa alarma.

Los hechos, han ocurrido este sábado, sobre las 12:45 horas. Los artificieros y un perro, han llegado al lugar alrededor de las 13:50 horas para buscar el artefacto y, han permanecido en dicho edificio, aproximadamente, hasta pasadas las tres de la tarde.

La Guardia Civil ha recibido una llamada de móvil desde Zaragoza que avisaba de la colocación de una bomba en el Hostal Restaurante Ordesa, ubicado en la avenida Ordesa en Aínsa. También han desalojado a todas las personas que en ese momento estaban en la terraza del Restaurante La Parrilla.

Sin datos oficiales y sin confirmar algunas personas han comentado que podría ser algún extrabajador “resentido” quien habría podido realizar la llamada.