Imagen de la feria. Fotos: SobrarbeDigital.

Los precios que pagan por día los vendedores de puestos ambulantes que se instalan en los mercadillos o ferias para vender sus productos pueden variar en función de las localidades aragonesas.

Por ejemplo, en Jaca es donde más dinero se paga, en el mercadillo de Aínsa, el Ayuntamiento les cobra 20 euros, en Sabiñánigo 28 euros aunque va en función de los metros que ocupan y el Consistorio de Boltaña no les cobran nada. Por su parte, en Francia es donde menos dinero abonan. A los vendedores sólo les cuesta unos 2 o 3 euros asistir a un mercadillo de Saint Lary Soulan, Bayona o Anglet.

“Jaca es el mercado más caro de España, hace dos años habían 42 puestos fijos y ahora sólo hay siete” explico Manuel que fue uno de los doce expositores que se dieron cita en la Feria de Otoño de Boltaña este domingo. En Zaragoza y Pamplona se paga menos.

AUDIO: Manuel, vendedor ambulante.