El alcalde y el decano visitando la exposición.
  • Los quince proyectos presentados para la construcción de un espacio de congresos en Aínsa se exponen en Zaragoza. El Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón acoge la muestra hasta el 16 de abril.

El concurso de ideas para la hipotética construcción de una cuarta torre en el Castillo de Aínsa ha traspasado las fronteras municipales. Así, desde esta semana los proyectos presentados el pasado año se exponen en la Casa Palacio de Los Torrero, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Zaragoza.

Este edificio de principios del siglo XVI, ubicado en el número siete de la calle San Voto (próxima a la Plaza Ariño), es la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón. Los concursos de arquitectura son un incentivo para profesionales del sector, así como una forma de darse a conocer o de incrementar el caché en caso de lograr hacerse con alguno de los reconocimientos.

De ahí que el Colegio haya mostrado interés por acoger la exposición, que estará abierta al público hasta el 16 de abril, de lunes a viernes, en horario de 9:00 a 14:30h.

El decano Pedro J. Navarro recibió esta semana al alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, en la Casa Palacio de Los Torrero. Allí comentaron e intercambiaron opiniones sobre los diseños que se mostraron en el Centro Cultural de Aínsa hasta el 6 de diciembre.

Por entonces, tanto vecinos y vecinas como expertos y empresarios tuvieron la oportunidad de votar por la idea anónima que más les gustase, haciendo que finalmente la propuesta del arquitecto madrileño Jesús García Herrero obtuviese el primer premio, dotado con 3.500 euros.

Por parte del consistorio ainsetano la noticia es doblemente interesante, pues por un lado la iniciativa y el pueblo ganan visibilidad en uno de los edificios más importantes de Zaragoza, y por otro lado se pone de manifiesto el papel esencial que juega el Castillo en el desarrollo socio-económico de la localidad.

Muestra de los quince proyectos en Zaragoza.

La aspiración de contar con un espacio de congresos en Aínsa

La convocatoria del concurso ha servido como fuente de aportaciones que en un futuro podrían tomar forma y ejecutarse en la realidad. El origen de la propuesta radica en la intención de darle vida al último rincón del recinto amurallado medieval que queda sin rehabilitar. Se trata de la torre noroeste, completamente desaparecida.

La exposición y el llamamiento al voto atrajeron la curiosidad de buena parte de los habitantes del entorno. Además, ambas sirvieron para tantear la motivación de que en el Castillo exista un lugar para celebrar eventos multitudinarios y sea, al mismo tiempo, punto de encuentro de organizaciones y asociaciones locales.

De momento, el objetivo consiste en estudiar las posibilidades de llevarlo a cabo y buscar financiación. De poder desarrollarse, la torre completaría el puzzle que ya forman la Oficina de Turismo Comarcal, el Eco Museo de la Fauna Pirenaica y el espacio del Geoparque de Sobrarbe.