Foto: SobrarbeDigital.

Se han llevado a cabo obras de reparación en la torre y también en la iglesia de San Pedro de Torrelisa ad Vincula. En concreto, se ha restaurado por completo el tejado de la torre y el de la iglesia y también se ha dado un repaso porque habían goteras y se ha limpiado.

El compromiso del Ayuntamiento de El Pueyo de Araguás con la conservación del patrimonio arquitectónico se ha podido comprobar una vez más en esta localidad pero también en el resto de los municipios de su término municipal.

La iglesia de San Pedro ad Vincula de Torrelisa, obra del siglo XVII, de mampostería, presenta una nave rectangular, con una capilla a cada lado y cabecera recta, cubiertas con bóveda de cañón. Tras una reparación que tuvo lugar en la década de los 80, se descubrió la forma original de la cabecera en ábside semicircular, de origen románico. En su interior se conserva un retablo barroco del siglo XVIII procedente del Real Monasterio de San Victorián.

Es posible que el origen de Torrelisa se halle en un poblado anterior llamado San Vicién, ubicado en el paraje La Chinibrosa. Fue señorío del abadiado desde 1094, cuando Pedro I de Aragón donó a San Victorián la iglesia y la villa, con el nombre de Torres.

Entre 1713 y 1797 se llamaba Torre de Liesa, siendo corregimiento de Benabarre y, más tarde, vereda de La Ribagorza. En 1834 se unió a El Pueyo de Araguás.