Foto: SobrarbeDigital.

El Gobierno de Aragón considera a las comarcas como parte esencial y sustancial para la ordenación del territorio y forman parte de la obligación que tenemos entre todos de prestar los servicios de mayor calidad posible a los ciudadanos”, indicó el consejero de presidencia, Vicente Guillén, en el acto de constitución del Consejo de Cooperación Comarcal que tuvo lugar esta miércoles por la mañana, en el Edificio Pignatelli.

El consejero Guillén explicó ante los presidentes comarcales que a pesar del carácter esencial de las comarcas es “imprescindible una evaluación de cómo han funcionado hasta ahora, profundizar en lo que no haya funcionado y hacer las modificaciones necesarias” para a continuación insistir en que “la función de las comarcas es la de prestar servicios de calidad y ofrecer ayuda y asistencia a los municipios más pequeños y con menos medios”.

Educación, sanidad y acción y servicios sociales son las líneas en las que el departamento de Presidencia quiere trabajar con mayor intensidad en esta legislatura a través de la “colaboración, cooperación y entendimiento con las propias comarcas”.

La pretensión del Gobierno de Aragón es que el Consejo formado esta mañana no sea un instrumento burocrático sino un foro para explicar y recoger las preocupaciones de las comarcas y, de hecho, el consejero Guillén aseguró que no se producirá ninguna modificación legislativa sin contar con las propias comarcas.

Además del propio Consejo de Cooperación Comarcal, en la reunión de esta mañana quedaron configuradas las 9 comisiones permanentes sobre las áreas en las que las comarcas tienen competencias. Cada una de estas comisiones está formada de forma paritaria por tres miembros del Gobierno de Aragón y otros tantos en representación de la comarcas. No se pudo formalizar la constitución de las comisiones de transferencias ya que alguna comarcas no había remitido sus propuestas.

AUDIO: Vicente Guillén, consejero de presidencia del Gobierno de Aragón.