Imagen realiza este verano. Foto: SobrarbeDigital.

El aparcamiento del Castillo de Aínsa ha registrado un importante incremento en su ocupación durante este verano en relación al pasado año. Con el cierre de la taquilla, ayer jueves, se da por finalizada la temporada estival y los visitantes ya no tienen que pagar por estacionar su vehículos.

A falta de conocer las cifras oficiales, el Ayuntamiento de Aínsa estima un 10% de incremento en la recaudación respecto a 2015. Datos que se consideran muy satisfactorios.

La taquilla estuvo atendida por dos personas en diferentes turnos, abrió sus puertas del uno de julio al 8 de septiembre, en horario de 9 de la mañana hasta las 21 horas.