Villa de Aínsa. Foto: SobrarbeDigital
Villa de Aínsa. Foto: SobrarbeDigital

En pleno puente de todos los santos se daban a conocer los datos de turistas en la Oficina Municipal de Turismo del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe durante el mes de octubre. Otro mes daban una gran alegría al sector turístico del municipio y de la Comarca de Sobrarbe.

Ya que este pasado mes de octubre ha sido el mes que más turistas se han atendido en las dependencias municipales de toda la serie histórica desde el año 2001 que se recogen datos. Han solicitado información presencial en la oficina 3.750 personas de las cuales 2.952 vienen de las comunidades españolas subrayando los que vienen de Cataluña más del 30% y 798 son residentes de fuera de nuestras fronteras destacando con gran diferencia Francia con el 15%.

Estos datos demuestran que siguen la línea del aumento de visitantes fuera de la temporada alta (julio y agosto), y que los meses de marzo, abril, mayo, junio, septiembre y octubre cada vez se reciben más turistas. Además con la sorpresa de que el mes de octubre ha sido mejor que los meses de primavera. Lo que refleja el buen otoño que estamos viviendo en la zona central del Pirineo.

Este ha sido un gran año para el municipio de Aínsa-Sobrarbe que recibía el premio a la capitalidad de turismo rural el pasado mes de mayo, donde fue elegida entre más de 260 municipios candidatos y que se efectuó el acto a finales del mes de septiembre en la villa medieval. También se celebró la prueba mundial de la modalidad de enduro de bicicleta de montaña en el mismo mes de septiembre, que volvió a situar a la Comarca de Sobrarbe en el centro de este deporte a nivel internacional.

Y recientemente los Scouts de España han premiado al municipio por el trabajo conjunto que están realizando con Scouts de Aragón, para posicionar al centro Scout de Griébal como referente del escultismo en el ámbito europeo. Otro punto importante ha sido la puesta en marcha de visitas al comedero de aves necrófagas para toda la familia. Donde la Fundación de la Conservación del Quebrantahuesos guía a los visitantes en esta interesante actividad que ha tenido una gran afluencia durante toda la temporada.

Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

Con inversiones importantes en la mejora y ampliación de la capacidad hotelera, de alojamiento y de restauración se ha conseguido llegar a un total de 1.874 plazas de alojamiento distribuidas en 264 plazas en las 46 casas de turismo rural, siendo el primer municipio en Aragón por número de plazas, 295 de apartamentos turísticos, 721 plazas en los 20 hoteles, hostales y albergues, 494 en el camping que se ubica en el municipio y 100 plazas de viviendas de uso turístico, que dan trabajo a más de 600 personas, en un municipio donde residen poco más de 2.200 habitantes. Dando reflejo a la importancia que tiene el sector turístico en la economía local.

Esta actividad turística viene refrendada por la población local que organiza actividades durante todo el año, para que las personas que visitan el municipio tengan el espacio de ocio a su disposición. Y un ejemplo lo tenemos este puente donde comienza el ciclo de música de cámara, que tendrá lugar hasta el mes de diciembre, con un concierto el sábado día 3 del grupo Nueit Sensaciones.

La fiesta de Halloween también ha llegado hasta el Pirineo, este viernes tendrá lugar en el pabellón municipal y habrá diferentes actividades para niños y mayores, y para terminar estos días festivos el día 4 domingo se celebrará la IV marcha contra el cáncer.