Fotos: SobrarbeDigital.

El único acceso al valle de Chistau, los último cinco kilómetros que van desde que termina la carretera autonómica en Plan hasta llegar a más de 1400 metros al municipio de Gistaín y pasar por San Juan de Plan, luce renovado después del proyecto de mejora ejecutado por la DPH. El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, se ha desplazado a Sobrarbe donde hablaba de “una importante mejora para un valle que no tiene otra salida, que la única carretera de acceso es esta y la dejamos concluida”, mientras espera ver resuelta la primera parte, la que corresponde a los túneles de Plan.

AUDIOS: Miguel Gracia, presidente de la DPH.

Isabel Guillen, alcaldesa de San Juan de Plan.

David Bielsa, alcalde de Gistaín.

José Serveto, alcalde de Plan.

El alcalde de Puértolas, José Manuel Bielsa Manzano habla de la importante mejora de la vía y se alegra por los vecinos del valle de Chistau.

Por su parte, Ramón Colon, ingeniero de la DPH habla de la parte técnica.

Estas declaraciones las ha realizado, este miércoles, cuando tras finalizar la ejecución de los trabajos ha recorrido el trazado junto a los alcaldes de las tres poblaciones, José Serveto, Isabel Guillén y David Bielsa. También han estado el responsable de Obras de la DPH, Armando Borraz, el presidente y el vicepresidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo y Enrique Pueyo, el diputado provincial Ramón Laplana y Felipe Robres, delegado de Vialex, empresa adjudicataria de las obras, además de vecinos y otros responsables municipales de esta zona.

Desde 2007 y con una inversión total que supera los 1,3 millones de euros, la Diputación ha actuado en su ensanche y mejora y, al mismo tiempo y en diferentes fases, en el firme de manera más provisional hasta que ahora se ha reforzado en su totalidad. Con las obras llevadas a cabo se ha pasado de un vía de 4 metros a contar con una calzada de seis, obteniendo dos carriles de 3 metros con arcenes.

Los trabajos realizados en los últimos meses se han centrado en el firme y durante estos días han acabado con la señalización, tanto vertical como horizontal en todo el tramo y la disposición de barreras de seguridad y reductores de velocidad en la entrada a las poblaciones. Las obras han contemplado la construcción de varios tramos de cuneta revestida y correcciones puntuales de ladera a base de escollera, además de realizarse la mejora del acceso a San Juan de Plan que ha sido ampliado al tener que cambiar su trazado cuando se acometió el ensanche del camino principal a Gistaín.

La Diputación ha invertido 300.000 euros en esta última fase que, en virtud del protocolo entre la DPH y el Gobierno, el tramo tendría que pasar a incorporarse a la red autonómica, a la A-2615 después de que desde 2001 se lleve actuando con sucesivos proyectos de ensanche y mejora.