Foto: SobrarbeDigital.

Más de 40 motoristas disfrutan de un recorrido por el Pirineo Aragonés, y este domingo hicieron una parada en Aínsa. Los moteros estuvieron degustando una comida en uno de los restaurantes de la plaza Mayor. Después, se subieron a sus motos dirección al Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, para seguir a Pamplona, San Sebastián y Barcelona.

Las paradas que se hacen a lo largo de corrido o el simple placer de conducir son algunas de sus normas básicas que debe garantizar una buena ruta en moto.