Imagen de la reunión mantenida.
  • Representantes del movimiento vecinal “La Fueva no se vende” se han reunido con el presidente de la comarca de Sobrarbe, José Manuel Bielsa Manzano, y la vicepresidenta Carmen Muro, para recabar apoyos públicos en el territorio.

La comarca de Sobrarbe llevará a su próximo consejo comarcal, que se celebrará a finales de este mes de noviembre, la petición de la plataforma “La Fueva no se vende”, que solicita una regulación para la instalación de macroparques de energía fotovoltaica en el territorio.

A ello se ha comprometido el presidente del ente comarcal, tras la reunión mantenida con varios representantes de este movimiento vecinal. La plataforma busca el apoyo expreso de la entidad para que interceda ante el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España y solicite la regulación de estos proyectos, con el fin de proteger al territorio y sus vecinos de la especulación, y proteger a los ayuntamientos ante la falta de un marco legal que les permita actuar.

La plataforma “La Fueva no se vende” agrupa a vecinos de los municipios de La Fueva y Palo, en los que existen planes de construcción de macroparques de energía fotovoltaica que podrían alcanzar una ocupación de alrededor de 400 hectáreas.

Esta plataforma considera que ante este problema que se generaría en el territorio, los ayuntamientos del Sobrarbe no pueden ni deben permanecer ajenos, ya que se trata de un conflicto económico y social que afecta a todo el conjunto del territorio.