Foto: SobrarbeDigital.

No pasó desapercibido que tan solo dos jugadores de la plantilla de fútbol de Aínsa, Alberto Pueyo y Paco Coronas, respectivamente, acudiesen a la determinante convocatoria en la que la junta directiva del club, Ángel Betato, presidente, Luis Cosculluela, vicepresidente y Basi Lanau, secretaria notificaron su dimisión.

Se habló también de que podría desaparecer el club si antes del próximo 30 de junio no toma las riendas una nueva junta. La cita fue este viernes en el local social del Club Atlético Sobrarbe. 

¿Por qué no se acercaron más jugadores a la reunión?. ¿Fallos en la comunicación o falta de motivación?.

Como si no pasara nada…